.

"Não fechem minha escola": la primavera de los estudiantes secundarios en São Paulo[1]

 

 

 

Matheus Cardoso-da-Silva

Departamento de História, Universidade de São Paulo. Email: stardus_mat@yahoo.com.br 

 

Yuri Yamamoto Molina

Estudiante del séptimo periodo del curso de Psicologia, Faculdade de Filosofia, Ciências e Letras, Fundação Santo André.

yurimyamamoto@gmail.com

13-28

 

 

Pisa ligeiro, pisa ligeiro,

Quem não pode com a formiga, não atiça o formigueiro”.

Canción de lucha de los Estudiantes secundarios de São Paulo.

 

 

1. Las ocupaciones de escuelas secundarias en São Paulo

 

En septiembre de 2015, el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckimin, anunció la propuesta de "reorganización” de las escuelas estatales que se iniciaría a principios de 2016. La idea principal era dividir las escuelas en un solo ciclo. Con esta medida, el gobierno planeaba cerrar 94 escuelas públicas distribuidas en todo el Gran São Paulo, proporcionando otros 66 edificios para uso municipal. Está en análisis la situación de otras 28 escuelas, para un total de 188 escuelas cerradas al final del proceso de reorganización.[2]

 

En contra de la propuesta del Gobierno y de la Secretaria de Estado de Educación, los estudiantes han comenzado un proceso de lucha contra la reorganización, a través de la ocupación de las escuelas que serían cerradas por el proyecto. Según el Sindicato de los Profesores de Enseñanza Oficial de São Paulo (APEOESP) el número de escuelas que fueron ocupados aumentó a 200 a finales de noviembre 2015.

 

Las ocupaciones son realizadas mayormente por estudiantes que asisten a la escuela secundaria, de entre 15 y 18 años; sin embargo, se llevan a cabo en escuelas que no estaban originalmente en la propuesta de reorganización. Los estudiantes cuentan con el apoyo de los maestros y de los voluntarios. Las decisiones se toman democráticamente, a través de consejos organizados por los estudiantes y todos los involucrados. A puertas cerradas y controladas por ellos, los estudiantes acampaban en una forma improvisada, aunque organizados para el cuidado y la distribución de tareas para el mantenimiento de las escuelas. 

 

Cambiar el funcionamiento de las escuelas públicas en 2016 traería gran impacto en las vidas de estos estudiantes. Entre los problemas se encuentra el hecho de que muchos estudiantes tendrían que cambiar de escuelas (aproximadamente 340,000 estudiantes, de acuerdo con el gobierno del estado), lo cual implica una distancia aproximada de 1,5 km de sus escuelas originales, cuestión que además de ser poco práctica, tornaría difícil la vida de los padres que tienen hijos en diferentes ciclos, así como la de estudiantes en condiciones especiales (discapacidad física, cognitiva y otros problemas de salud). Asimismo, implica aumentar el número de alumnos por aula y en consecuencia el hacinamiento, problema recurrente en varias escuelas del estado de São Paulo. Habría un sinfín de despidos de maestros temporales y trabajadores contratados, además de profesionales de la cocina y la limpieza, que tienen contratos de trabajo más débiles. Adicionalmente, la extinción en muchas escuelas de la Educación de Jóvenes y de Adultos (EJA) y, por supuesto, el final de las clases nocturnas. Todos estos factores aumentaran la deserción escolar debido a la distancia o al final de la oferta de clases nocturnas, alternativa para los estudiantes que trabajan durante el día. En resumen, asistimos a la privatización y la externalización a través de asociaciones público-privadas.

 

 

2. La lucha comenzó en las periferias

 

La primera escuela ocupada, resistiendo contra la reorganización del gobierno estatal, fue el EE Diadema (CEFAM), situada en el Gran São Paulo. Ocupada el 10 de noviembre de 2015, el proyecto de reorganización para esta escuela incluyó la terminación de las clases que se ofrecen en la noche, además de la transferencia de muchos estudiantes, ya que la escuela secundaria se cerraría. Yendo en contra de la posición de los administradores escolares y bajo amenazas de la Policía Militar, los estudiantes de EE Diadema dieran el primer paso y actuaran como ejemplo para las ocupaciones que siguieron.[3]

 

 

 

Antes de tomar el edificio, los estudiantes, los padres, parte de los funcionarios y simpatizantes, ya habían comenzado a protestar fuera de los terrenos de la escuela, como fue el caso de la protesta que se produjo el 08 de octubre frente a la Municipalidad de Diadema y más tarde, en el mismo día, otra protesta frente al EE Adonías Filho, también en Diadema. Otra protesta había ocurrido el 09 de octubre en el centro de la ciudad, lo que les valió sólo un acuerdo con la junta escolar para garantizar que los estudiantes ya matriculados en la escuela tendrían la oportunidad de completar sus estudios. Obviamente, este no era el acuerdo deseado, ya que, cuando el último grupo llegara a la conclusión de la escuela secundaria, la escuela sería cerrada de todos modos. Es decir, el cierre se produciría gradualmente. A pesar de la solución parcial, los problemas persistieron para los estudiantes, que necesitaban la disponibilidad de la educación durante la noche, ya que a partir de 2016, no tendría la oferta de clases requerida. No satisfechos con la propuesta, los estudiantes optaron finalmente por la ocupación de la escuela. La ocupación, que comenzó con cerca de 20 estudiantes, terminó creciendo con el apoyo que venía llegando de otros estudiantes, ex alumnos, profesores, etc.

 

Los estudiantes de EE Diadema tuvieron acceso a una cartilla de estudiantes secundarios de Argentina y Chile -una especie de "manual táctico"- con sugerencias sobre cómo ocupar una escuela. Además, recibieron la visita de algunos de los participantes de los movimientos estudiantiles en esos países, como el chileno Christian Berrios[4] , uno de las responsables del gran movimiento de "La rebelión de los pingüinos", en contra de la privatización de las escuelas chilenas y contra el mal sistema educativo del país -ocupación que se mantuvo durante siete meses-.[5] Así que los estudiantes de EE Diadema, precursores del movimiento actual de la lucha de los estudiantes, se ofrecieron como voluntarios para ir a otras escuelas, para dar su testimonio, aclarar cómo se organizan, etc., reproduciendo el movimiento con otros estudiantes para que pudieran ocupar sus escuelas de una manera organizada y justa.

 

Hasta el momento, la escuela secundaria EE Diadema, junto con otras escuelas más tarde ocupadas, organizan un boicot en todo el estado de Sao Paulo a las pruebas del Sistema de Evaluación del Desempeño Escolar del Estado de São Paulo (SARESP), que se aplican anualmente en cada grado de la escuela primaria, y en el 3er grado de secundaria, con el fin de "evaluar" cuantitativamente el rendimiento de los estudiantes en las etapas claves de la escolarización. La nota de SARESP tiene como función servir de norte a las políticas de educación en el Estado de São Paulo, y definen la asignación de presupuesto para el próximo año -por ejemplo, dando indicativo de las escuelas que pueden haber aumentado su asignación financiera o reducirla, lo que podría significar la mejora estructural de los edificios, la inversión en material didáctico, etc.-. Los estudiantes, conscientes de la parcialidad de este tipo de evaluación, alegaron que el SARESP es sólo una manera de manipular y ocultar la mala calidad de la educación pública en São Paulo. Y el boicot de la carrera fue un duro golpe para el gobierno del PSDB en São Paulo y demostró definitivamente que el movimiento estaba organizado y muy consciente.

 

 
   

 

 

“La Escuela es nuestra!! Nosotros la ocupamos” se puede leer en la manta. Fuente: http://www.pragmatismopolitico.com.br/2015/11/38-escolas-ja-estao-ocupadas-em-sao-paulo.html

 

En muchas escuelas ocupadas, como en EE Diadema, las clases continuaron con normalidad y las puertas permanecieron abiertas. No obstante, está situación causó un choque entre los estudiantes que se habían unido a las ocupaciones y los trabajadores que se oponían a ellas,  porque muchos de ellos trataban de obligar, mediante amenazas e intimidación, a que los estudiantes que no participan en las ocupaciones. Además de las clases regulares, los ocupantes y voluntarios promovieron diversos debates y clases que no están presentes en el currículo de educación formal, tales como feminismo, igualdad política y promoción de los movimientos artísticos. Todas las tareas escolares se llevaron a cabo por los alumnos de la ocupación, que se han organizado para limpiar y hacer pequeñas reformas en áreas selladas y sin uso, como un vestuario del cual los estudiantes descubrir su existencia durante la ocupación. La auto-organización de los estudiantes incluyó turnos en las actividades de cocina, ofreciendo desayuno, almuerzo, merienda y cena a los ocupantes, con la ayuda de donaciones de padres y miembros de la comunidad. En el caso de EE Diadema, los estudiantes estaban instalados en la escuela en tiendas de campaña y colchones inflables donados por miembros de la comunidad que apoyaron la lucha, como la Apeoesp y asociaciones de residentes que también estaban dispuestos a proporcionar, entre otras cosas, el transporte de estudiantes cuando fuera necesario.[6]

 

Casi simultáneamente a la ocupación de EE Diadema también sucedió la ocupación de la EE Fernão Dias Paes situado en Pinheiros- SP, región central de São Paulo, en la mañana del 10 de noviembre de 2015. La ocupación también se inspiró en la lucha de los estudiantes chilenos en 2011, y de manera bien organizada. Sobreviviendo a través de expediciones de la toma de posesión, los cuales fueron negados por la justicia, los estudiantes de Fernão Dias también decidieron hablar fuera de la escuela, con las protestas que tuvieron lugar en el centro de la ciudad el 02, 03 y 09 de diciembre de 2015. La situación de la protesta fue tensa, con el derecho a la represión violenta por parte de la policía militar. Los estudiantes también informaron de la aparición de la violencia sexual y el racismo por parte de la PM. Durante la protestas en la calle se lanzaron sobre ellos granadas de contusión y gases lacrimógenos, dándose además el injusto encarcelamiento de siete estudiantes, y de la madre de un estudiante. Este no fue el primer enfrentamiento de la escuela secundaria con la policía, ya que las fuerzas policiales han insistido en forzar la desocupación de la escuela con actos de extrema violencia, contra varias órdenes judiciales que consideran las ocupaciones ilegítimas.[7]

 

Un descubrimiento sorprendió a los estudiantes de diversas escuelas ocupadas durante sus incursiones en lugares a los que habitualmente no tenían acceso porque estaban sellados durante el semestre: aparecieron una gran cantidad de materiales nuevos y a los que no se les había dado uso. Pilas y pilas de libros de texto de diferentes disciplinas, instrumentos musicales, material para su uso en las clases de educación física (como raquetas de tenis y sacos de boxeo), sillas nuevas, uniformes, mochilas, lápices y cuadernos. Todos estos son materiales de los que fueron privados los estudiantes, mientras se veían obligados a utilizar sillas viejas, dividir un solo libro con varios compañeros durante las clases, y vivir con la falta de material. Todos estos materiales no entregados son parte de un plan de reducción de la financiación destinada al equipamiento de escuelas, así como un buen maquillaje para el dinero desviado de estos fondos, mientras que detrás de las paredes de la escuela se esconde un gran tesoro.[8]

 

 

3. ¿Y qué dice el gobierno?

 

La propuesta de reorganización del Gobierno del Estado de São Paulo quiere dividir a los estudiantes en ciclos. Es decir, habrá escuelas solamente para los estudiantes de 6-10 años de edad, estudiantes de 11-14 años y, finalmente, a los estudiantes de 15-17 años. La justificación de esta propuesta es que, con la enseñanza segregada por ciclos, el Estado puede atender las escuelas de acuerdo a las necesidades de los estudiantes de diferentes edades, lo que facilita la planificación de los contenidos educativos, del equipo directivo de cada escuela y de los maestros, evitando conflictos entre alumnos de diferentes edades. Afirman que, según el Índice de Desenvolvimento da Educação do Estado de São Paulo (IDESP), las escuelas que atienden a estudiantes del mismo grupo de edad tienen un mejor desempeño. La nueva propuesta educativa se aplicaría en el año escolar 2016. En la página virtual de Educación del gobierno de São Paulo[9], se afirmaba que después de decidir cuáles escuelas se integrarían a la reorganización, los estudiantes estarían adecuadamente informados de la reubicación. Sin embargo, el Gobierno no estaba en condiciones de decir sí se ayudaría con el transporte diario de estos estudiantes. También afirmaba que no todas las escuelas que tienen más de un ciclo se cerrarían, y que se tomaban en cuenta las diferencias demográficas y las necesidades de la población. El proceso de inscripción de los estudiantes no se cambiaría, y los estudiantes se inscribirían automáticamente en las escuelas para las cuales deberían ser transferidos.

 

El gobernador del estado, Geraldo Alckmin (PSDB), negó con vehemencia la motivación financiera detrás de su proyecto, afirmando que la razón de la propuesta era sólo la mejora del sistema educativo. La Secretaria de Educación, en un comunicado, dijo que "buscar procesos más eficientes en el servicio a la población, no significa la reducción del gasto, pero si el uso más eficiente de ellos. En el caso concreto, la mejora de la calidad de la educación es un deber permanente del estado, y no tiene nada que ver con los efectos de la reorganización de la red de escuelas".[10]

 

Sin embargo, en el informe, la Secretaría Estadual de Educación (SEE), admitió reducir gastos a través de la reorganización. En el mismo documento, el gobierno afirma que "la gestión financiera" no es más que uno de los objetivos del plan de reorganización. El documento también dice: "con la racionalización de los recursos utilizados, lo que se espera en la aplicación del proceso de reorganización de las escuelas, ya sea mediante la reducción de los costes de financiación, equipos, materiales, se alinea a sí mismos con las limitaciones intrínsecas a la posibilidad de monitoreo proporcional de los fondos recaudados por el Estado".[11]


 

4. Un movimiento que comenzó independiente, ganó fuerza con el apoyo popular

 

El movimiento que se inició de forma espontánea, desde la indignación de los estudiantes con la imposición de la reorganización, se vio fortalecido gradualmente con el apoyo de otros sectores de la sociedad. Varios artistas, organizaciones sociales -como el MST, el Movimento Passe Livre (MPL) y el Sindicato de los Maestros del Estado de São Paulo-, políticos y estudiantes extranjeros -de países como Chile, México e Italia-, no sólo manifestaron pleno apoyo a los estudiantes, sino que algunos asistieron personalmente a las ocupaciones y manifestaciones contra la reorganización. Conciertos y campañas se organizaron con el fin de difundir y defender las ocupaciones de las escuelas.[12]

También se creó un banco de donación de clases a través de una plataforma virtual, que organizaba a personas interesadas en ofertar clases, cursos, charlas y debates sobre diversos temas a los estudiantes dentro de las ocupaciones. [13]

 

Otras plataformas virtuales se crearon con el fin de divulgar las ocupaciones, proporcionar información sobre los estudiantes ocupados, funcionar como un observatorio público sobre las acciones de la policía en las escuelas para prevenir excesos, infracciones y violaciones de los derechos de los estudiantes, divulgar la agenda de actividades de ocupaciones, etc. Páginas de Facebook como: "Não fechem minha Escola"[14], “O Mal Educado[15] y “Território Livre[16] , sirvieron como medios alternativos de información, replicando fotos, videos y testimonios, convirtiéndose en una especie de diario de las ocupaciones. Las tres páginas juntas tienen 222,436 seguidores que apoyan el movimiento.

 

En el ámbito técnico, numerosos expertos en la  línea de investigación en educación de las universidades públicas de São Paulo[17] emitieron opiniones contrarias a la propuesta del gobierno, con el argumento de que la división en ciclos individuales no favorece el proceso de aprendizaje, lo que difiere del argumento utilizado por el Departamento de Educación del Estado.

 

Hay quienes están en contra de la ocupación y a favor de la reorganización propuesta por el gobierno. Además, por supuesto, existen "Tropas de Choque" del Gobernador, representados en las acciones de extrema crueldad y la violencia diaria de la policía militar. También hay padres de estudiantes de las escuelas ocupadas que afirman que las ocupaciones solamente están perjudicando el año escolar de sus hijos. Otra parte que está chocando directamente con los estudiantes, son las direcciones de las escuelas. Con la promesa de mantener sus posiciones al concluir la reorganización, muchos directores, maestros y funcionarios participan directa, y a veces violentamente, al tratar de desalojar las escuelas a través de amenazas y acusaciones falsas. Podemos citar como ejemplo el intento de un director y unos cuantos hombres, que forzaron la entrada de la Escuela Estatal João Doria en Itaim Paulista, utilizando candados, martillos y algunas amenazas.[18] Otro ejemplo claro de la presión impuesta es la acusación por parte de la Directora Regional de Educación sobre la supuesta depredación, el vandalismo y el robo durante la ocupación de la EE Estela Machado, en Bauru, una ciudad de São Paulo, que fue finalmente desmentida después de una visita de un promotor que reportó no encontrar ningún indicio de vandalismo a la propiedad pública.[19] Los estudiantes de varias escuelas todavía acusan a los directores de  amenazas de retención de los títulos y de difundir rumores con el fin de debilitar el movimiento estudiantil y la ocupación de las escuelas.[20]

 

 

5. La relación del PSDB con la educación

 

La propuesta de reorganización de las escuelas llegó en un año de crisis de la educación en São Paulo. A principios de 2015, los maestros del estado se declararon en huelga de 92 días por mejores condiciones de trabajo, aumento salarial y de transferencia de las bonificaciones de salarios, considerada una de las huelgas más grandes en los últimos años en el estado.[21] Factor que no sólo expone la debilidad de las políticas públicas para la Educación del gobierno del PSDB en São Paulo, sino que también reforzó la evidencia del desmantelamiento de la educación pública local, a favor de una entrega gradual y continua de los bienes públicos al sector privado.

 

No es de hoy, sin embargo, que el Estado de São Paulo ha visto la mala gestión del presupuesto de Educación por parte del gobierno del PSDB, cuyo mandato se extiende por más de 30 años tanto en el estado como en la municipalidad de São Paulo. Desde hace por lo menos dos años el PSDB ha venido disminuyendo el papel del Estado en la educación, dando lugar a asociaciones público-privadas, o incluso a la privatización total de algunos sectores de la educación.[22]

 

En febrero de 2014 el Departamento del Tesoro del Estado de São Paulo informó en su sitio electrónico (Sistema de Informação Geranciais da Execução Orçamentária - Sigeo) que los fondos presupuestados para construir escuelas secundarias, conducir reformas estructurales en edificios y comprar material escolar cayeron 36,62% en relación a 2013. Esto representó una disminución de la cantidad asignada para la educación en casi R$ 275 millones, sólo en 2014.[23] Sin embargo, el panel de control de la Ley de Ejecución, del Departamento de Planificación y Desarrollo Regional del Estado de São Paulo, apunta a un nuevo descenso en las inversiones: 37,5% entre 2013 y 2014 (R$ 889 millones a R$ 556 millones). Es decir, lo que sucedió en realidad fue una disminución progresiva de las inversiones en infraestructura básica entre 2011 y 2014.[24]

 

Se debe recordar también que, en virtud de lo que define la Constitución Federal de Brasil de 1988, parte de la colección de fondos de los estados y municipios se debe asignar a la educación. En São Paulo, en 2011, el PIB alcanzó un total de R$ 1,3 mil millones. De esta cantidad, 2,25% se destinó a la educación (en general), lo que puso el Estado de São Paulo en el puesto 18 en el país, detrás de estados mucho más pequeños, como Alagoas, Tocantins, Amapá y Acre. Entre 2002 y 2011, el porcentaje de su PIB invertido en educación se redujo de 2,27% a 2,25% de los gastos -caída que representa un total de aproximadamente R$ 2,27 millones en dinero público que ya no se invierte en la educación-.

 

El resultado de la disminución en la inversión estatal en educación afecta el proceso de aprendizaje ya que falta infraestructura básica en las escuelas. Aquí estamos hablando de las condiciones mínimas para alumnos, profesores y otros profesionales, tales como sillas para todos los estudiantes, pizarras, luz adecuada en las aulas, equipamiento de baños, laboratorios no tratados, computadoras, etc.

 

La reflexión que aparece en el largo plazo es la calidad de formación de estos estudiantes. En los últimos tres años, el IDEB (Índice de Desenvolvimento da Educação Básica), creado por el gobierno federal en 2005 para evaluar el desempeño de los estudiantes en las pruebas de portugués y matemáticas en relación con los índices de aprobación pública del estado, mostró que entre 2011 y 2013 hubo una disminución en las notas de 3,9 a 3,7. Es poco, pero suficiente para poner las escuelas públicas del estado de São Paulo por debajo de estados que recaudan mucho menos impuestos (y, por lo tanto, son menos capaces de invertir), como Goiás, Rondônia, Piauí y Paraíba. Incluso, en comparación con los estados más grandes -en el sistema y el almacenamiento de la escuela- como Pernambuco y Río de Janeiro, São Paulo se ubicó por debajo del índice nacional.[25]

 

De nada sirve maquilar estos números con el argumento de que el Estado de São Paulo tiene una de las tasas más altas de matriculación en la escuela nacional -con una tasa de 93% en 2012, por ejemplo-. Más bien se debe tener en cuenta no sólo la capacidad que el sistema educativo tiene para absorber la demanda de plazas ofertadas, sino también la calidad de la educación que se ofrece a estos estudiantes. Ese si es el factor principal.

 

Un reflejo directo de los recortes en el presupuesto de la educación en São Paulo puede ser visto en 2013, cuando tres de las universidades más grandes de Brasil -las tres ubicadas en el estado de São Paulo- entraron simultáneamente en lo que fue considerado como la mayor huelga de su historia. El enfrentamiento de la comunidad académica de la Universidad de São Paulo (USP), la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp) y la Universidad Estatal de Júlio de Mesquita (UNESP), aunado con un progresivo distanciamiento de las políticas del gobierno estatal y la administración de los problemas de estas universidades, causó mala gestión de sus cuentas y un colapso que llevó a congelar los salarios de sus empleados y en consecuencia una huelga que duró meses.[26]

 

A diferencia de la escuela secundaria, sin embargo, las universidades del estado no habían sufrido una gran caída del financiamiento en los últimos cuatro años. El monto total asignado a las universidades se mantuvo estable desde 1995, con un ligero aumento en los últimos años, llegando a cerca de R$ 4,3 millones en 2013. La gran pregunta es, entonces, cómo se administran estos recursos y cuál era la preocupación del gobierno del estado de Sao Paulo para la gestión de este dinero transferido, por ejemplo, a la USP.[27]

 

 

6. El resultado de la presión popular contra el cierre de las escuelas

 

Después de tantas manifestaciones, ocupaciones y audiencias públicas, el 4 de diciembre de 2015, el gobernador Geraldo Alckmin anunció publicamente la suspensión de la reorganización, lo que indica que los estudiantes pueden permanecer en sus escuelas en 2016. El gobernador dijo, entre otras cosas, que tiene como objetivo "profundizar el diálogo" escuela por escuela y que no habrá más cambios en el próximo año escolar. Tras el anuncio del gobierno, el secretario de educación del estado, Herman Voorwald, renunció a su cargo. Sin embargo, las palabras del gobernador no han sacudido la lucha de los estudiantes. Muchos se mantuvieron ocupados con el argumento de que la suspensión es nula, ya que se busca la revocación del proyecto por lo que existe la posibilidad de dar marcha atrás a la suspensión.

 

Y esa estrategia para mantener la movilización resultó exacta, pues, después de varias manifestaciones después del anuncio de la suspensión, el gobernador dio marcha atrás y declaró, el18 de diciembre de 2015, durante su visita a la ciudad de Santos, en el litoral de São Paulo, que aún defiende la reorganización de las escuelas, lo que indica que no se ha abandonado realmente del proyecto. Después de que los estudiantes y los partidarios del movimiento de resistencia contra el proyecto decidieron que no habrá dialogo, el gobernador dijo:

 

Cómo surgió mucha duda, en lugar de utilizar el 2016 para poner en práctica esta reorganización, usaremos el año para el diálogo, escuela por escuela, y para explicar la propuesta, demostrando que ella mejora la educación. Estoy seguro que los padres de los estudiantes querrán este modelo, que ya está desplegado. Los propios estudiantes decidieron desalojar las escuelas y las pocas que todavía están ocupadas deben ser puestas en libertad el lunes.[28]

 

Después de darse cuenta de que la declaración de suspensión de la medida no ayudaba mucho, y de implementar estrategias para acorralar a los estudiantes, se propuso entonces el control de las organizaciones de estudiantes. Argumentando una ampliación de la capacidad de rendimiento de las organizaciones de estudiantes en Sao Paulo, establecieron que ellos no estaban actuando de una manera activa, por lo que el gobierno del estado quiso fomentar la participación de los alumnos en las decisiones de la escuela. No obstante estos discursos, en los hechos el gobierno buscaba ser capaz de manipular las ideas de los estudiantes que participaban activamente en las escuelas, y la estrategia utilizada para esto, fue preparar a los profesores y coordinadores para ayudar a los estudiantes y sus áreas de actuación.[29]

 

En São Paulo, hasta el 23 de diciembre 2015, de acuerdo con el Sindicato de Maestros (Apeoesp), 24 escuelas están siendo ocupados, a diferencia de los datos presentados por el Departamento de Educación, que muestra 22 escuelas que luchan, incluso después de la suspensión de la propuesta de reorganización del gobernador Geraldo Alckmin.[30]

 

 

7. La lucha apenas comienza

 

Las ocupaciones no son un movimiento de una sola vez contra una nueva propuesta que simboliza claramente el desmantelamiento de la educación pública en el estado de São Paulo. Los estudiantes demostraron, de hecho, que el modelo pedagógico de la escuela pública brasileña no está actualizado. Las ocupaciones de escuelas dieron una nueva perspectiva a estas instituciones. Lo que vimos fue la reformulación de los planes de estudio con temas transversales basados en temas de actualidad de la vida política, social y económica alternativa, diferenciándose, y en gran medida, del modelo pedagógico convencional. Conciertos, asambleas culturales, debates, talleres culturales, salidas guiadas, etc., han sido propuestas por los propios estudiantes. Las ocupaciones de escuelas expusieron la fragilidad tanto del argumento pedagógico adoptado por el Estado de São Paulo, como su incapacidad para organizar y gestionar la escuela pública local. Al mismo tiempo, estos estudiantes demostraron cómo construir una escuela más viva, que atrajo la atención y los intereses de sus estudiantes, no sólo con el fin prepararlos para la entrada en el mercado de trabajo, sino para construir personas plenamente conscientes de su papel político y social.

 

Por otra parte, la lucha de los estudiantes en São Paulo inspiró a los estudiantes de escuelas secundarias en el estado de Goiás (bajo administración del gobernador Marconi Pirilo, también del PSDB), que hasta el 18 de diciembre de 2015 habían ocupado 23 escuelas.[31] En otras palabras, la lucha por la supervivencia de las escuelas públicas brasileñas apenas comienza.

 

 

8. La situación de las luchas en el año de 2016

 

Durante todo el 2016, la situación ha empeorado en Brasil. El 31 de agosto se confirmó, mediante procedimientos parlamentarios, un golpe de Estado contra la presidente Dilma Rousseff, poniendo fin a 13 años de gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT). Con base jurídica extremadamente débil y sin evidencia real de crímenes cometidos por la entonces presidente Rousseff, el golpe de Estado puso en jaque la seguridad jurídica del Estado brasileño, creando un caos institucional que profundizó la crisis política que ya se había gestando debido a las acusaciones generalizadas de corrupción que alcanzaron un amplio espectro de la política brasileña en todos los niveles institucionales. Es interesante que la presidenta Dilma Rousseff no ha sido implicada en cualquiera de los cargos de corrupción hasta el momento de la terminación de este texto. Lo que refuerza la idea de que las implicaciones que llevaron a su destitución se basan más en los puntos de orden político, fortaleciendo la tesis de un golpe parlamentario.

 

El gobierno que se produjo después de la caída de la presidente Rousseff se basó en la base misma que integraba el anterior gobierno del PT, formada por partidos como el PMDB, del entonces vicepresidente Michel Temer, que llegó a ocupar el cargo de presidente interino. El nuevo gobierno temporal centró sus propuestas básicas en la crisis fiscal y económica de Brasil. Los efectos tardíos de la crisis mundial de 2008, provocaron la caída del crecimiento nacional anual esperado a niveles muy inferiores a los observados en años anteriores de los gobiernos del PT, el aumento de las tasas de desempleo y la productividad nacional. El discurso de recuperación de la economía se centra en el aumento de los ingresos del Estado, acompañado de la reducción de su gasto, como una forma de hacer frente a las cuentas públicas y mantener el pago de la deuda federal (que es la suma de la deuda interna y externa), que en noviembre de 2016 alcanzó la cifra de R$ 3.092,7 mil millones.[32]

 

El propósito general del gobierno provisional era entonces una drástica reducción del gasto público del estado brasileño con el fin de equiparar este déficit y mantener los pagos de deuda. Los objetivos y las áreas se habían declarado antes del golpe contra la presidente Rousseff, en una especie de "programa de gobierno" anterior, llamado “Uma ponte para o futuro” ("Un puente hacia el futuro"), que se anunció el 29 de octubre de 2015, con amplia cobertura de los principales medios de comunicación brasileños.[33] Entre las propuestas iníciales que formaron la base de las ideas económicas del gobierno provisional que se pueden leer en este documento, se destacan dos que atacan directamente la relación entre el gasto del Estado en las zonas sensibles de la sociedad brasileña, en especial la educación: a) el proyecto de un nuevo sistema de presupuesto, con el fin de enlazar los ingresos, lo que en la práctica significó el fin de los fondos públicos para áreas-claves como la educación y la salud pública; y b) todos los índices como salarios o pensiones y otros beneficios sociales, lo que aseguró un aumento real basado en la inflación del año fiscal en curso, lo que podría significar una congelación de los salarios y otros beneficios por tiempo indefinido. Además de estas propuestas para congelar el gasto, aumentó la posibilidad de una reanudación del proyecto neoliberal que ya había sido practicado en gran medida en los dos períodos del presidente Fernando Henrique Cardoso (1994-1998, 1998-2002), del PSDB.

 

 

 

“La educación no es mercancía” dice un cartel de estudiantes en las nuevas protestas iniciadas en Paraná en el año de 2016. Fuente: http://www.andblog.com.br/escolas-ocupadas-no-parana/

 

 

Las propuestas que llegaron directamente a la educación pública se pusieron en marcha después de la consolidación del golpe, condensado por el Proyecto de Enmienda Constitucional (PEC) 241, destinada a la congelación del gasto público del Estado en la salud y la educación durante 20 años. Proyecto que fue procesada y aprobada el 1 de diciembre 2016 de una forma meteórica según las normas de funcionamiento del Congreso Nacional de Brasil.

 

Otras dos propuestas se añadieron al PEC 241 en el proyecto de reforma de la educación nacional del gobierno provisional. Una de ellas fue la medida provisional 746, que tiene por objeto: 1) la reestructuración del tiempo de entrenamiento, de los tres años comunes a todos los estudiantes hasta los denominados "ciclos de formación": uno básico, con una duración de un año y medio, con todo las disciplinas, y uno de especialización en donde los estudiantes pueden "elegir" las disciplinas que cursarán; y 2) la reformulación del plan nacional de estudios de la escuela secundaria, especialmente con la condensación de los temas en "grandes áreas" -por ejemplo, la creación de grandes áreas de "ciencias naturales", que en la práctica eliminarían la enseñanza obligatoria de disciplinas como biología y química, por ejemplo; mientras que las disciplinas vinculadas a lo social quedarían ubicadas en la zona de "ciencias de la humanidad", que aglutinan disciplinas como la filosofía y la sociología. Otro punto de gran controversia incrustado en la propuesta era el final de los cursos de licenciatura obligatorios para los maestros, los cuales, de acuerdo con el gobierno provisional, permitirían la contratación de profesionales de otros campos para desempeñarse como maestros.[34]

 

El otro proyecto nacional incluso tenía los mismos argumentos económicos que los anteriores. Se basa en un completo oscurantismo, cuyos argumentos se fueron de nuevo a los peores años de la Guerra Fría, cuando la Dictadura militar brasileña los había tratado de imponer. Bajo el nombre de “Escola sem partido” ("Escuela sin partido"), la propuesta elaborada por un "movimiento" de estilo homogéneo, como se muestra la frase que se lee en la primera página de su sitio electrónico: "Por una ley contra el abuso de la libertad de enseñanza"[35]. Básicamente, la propuesta se basa en el argumento de que una serie de mecanismos directos e indirectos son necesarios para contener lo que sus partidarios llaman "el adoctrinamiento de izquierda" en los programas de educación brasileña. Tal mecanismo contendría leyes federales, estatales y locales que prohíben a los maestros "imponer su ideología" a los estudiantes, aprovechando la "libertad de enseñanza" y "atención cautiva de estudiantes." El "Movimiento Escuela sin partido" fue fuertemente atacado por figuras públicas, políticos, fiscales federales y expertos en educación, incluyendo una denuncia ante la ONU por la violación de los principios básicos de la libertad de expresión y reflexión contenidas en la Constitución Federal de Brasil de 1988. Hay que decir también que las propuestas fueron rechazadas por los comités de educación de numerosos municipios, incluyendo Sao Paulo, pues desafían los principios básicos de la Constitución brasileña. Lo anterior hizo que el movimiento perdiera algo de fuerza en la esfera política, sin todavía morir totalmente.[36]  

 

Estas propuestas que afectaban directamente a la vida de millones de estudiantes brasileños tuvieron una reacción casi instantánea, en gran medida sobre la base de los ecos de las manifestaciones de los estudiantes de las escuelas secundarias de São Paulo en 2015. La nueva ola de ocupaciones comenzó el 3 de octubre en el estado de Paraná. Se oponían a las propuestas del gobierno de Beto Richa, también del PSDB, de cerrar escuelas. Decenas de escuelas fueron ocupadas en las primeras semanas del mes, ganando fuerza con la declaración de una huelga de los maestros poco después del inicio de las ocupaciones. El crecimiento en el número de escuelas ocupadas fue meteórico, alcanzando el 24 de octubre de 2016 un total de 850 escuelas, y 5 Institutos Federales de Educación, únicamente en Paraná.

 

El movimiento de ocupación de las escuelas que se reinicia en Paraná ganó la atención nacional con la amplia difusión a través de redes sociales como Twitter -con el hashtag #OcupaParana- y en Facebook, ganando la adhesión de estudiantes universitarios y otras escuelas federales. El 28 de octubre, la Unión Brasileña de Estudiantes (UBES), organismo nacional representante de los estudiantes, había revelado un estudio con todas las ocupaciones, lo que representa un total de 1197 escuelas ocupadas en todo el país.[37] Otros datos corroboran el movimiento en crecimiento. Según la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), el 18 de noviembre de 2016, 229 universidades fueron ocupados en protesta por las propuestas de reforma del gobierno provisional.[38]  El siguiente mapa, basado en los datos de octubre de 2016, da cuenta del movimiento que se convirtió en una gran ola nacional.

 

 

 

Mapa de las escuelas ocupadas por estudiantes al 26 de octubre de 2016. Fuente: https://theintercept.com/2016/10/27/primavera-secundarista-pressiona-mas-governo-segue-negando-dialogo/

 

 

 

 

La reacción del gobierno provisional fue el cierre del diálogo con los estudiantes, a través de la presión ejercida tanto por los gobiernos de los estados, especialmente a través de una dura represión policial y los desalojos forzosos, incluso sin órdenes judiciales, como por el gobierno federal, en especial con las amenazas de cancelación del Exame Nacional do Ensino Superior (ENEM) que funciona como una prueba nacional para evaluar la formación de los estudiantes al final de la escuela secundaria, y que muchas universidades brasileñas adoptaron como evaluación para la admisión de nuevos alumnos. El argumento era que las ocupaciones dificultaban la realización de las pruebas, por lo que justifica su cancelación. Los efectos fueron inmediatos, incluyendo una reacción a las ocupaciones entre los propios alumnos, lo que provocó movimientos violentos de los padres y estudiantes en contra de la ocupación. Hay que decir que los actos de violencia fueron promovidos por el gobierno brasileño, que fomentaba las divisiones entre los estudiantes.[39]

 

Debido a las presiones en relación a la prueba de admisión de las universidades, a finales de 2016, el movimiento de ocupación ha perdido impulso y las escuelas fueron desocupadas gradualmente. Sin embargo, para el año 2017, las entidades de representación de los estudiantes prometen continuar las presiones contra los recortes presupuestales para la educación pública nacional. El UBES tiene previsto un encuentro nacional a principios del año de 2017 con representantes de las organizaciones estudiantiles en todo el país para discutir un nuevo calendario de luchas. Entre las directrices, la reocupación de las escuelas es un horizonte.[40]

 

 

 



[1] Este artículo fue escrito en finales del año de 2015 para tratar de las manifestaciones que ocurrieron en el segundo semestre de ese año. Como sugerencia de los editores de la revista nuestrAmérica, agregamos en su última parte una actualización sobre las nuevas protestas que ocurrieron en Brasil a lo largo del año de 2016, para demonstrar que la lucha contra los proyectos de reducción de los gastos gubernamentales en la educación pública en el país siguen hasta el día de hoy. 

[2] http://www.resistencialibertaria.org/index.php?option=com_content&view=article&id=160:2015-12-08-21-48-56&catid=92:cab

[3] http://www.vice.com/pt_br/read/primeiro-colegio-ocupado

[4] https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1526148724373237&id=1505790296409080

[5] https://www.facebook.com/Ocupa-E-E-Diadema-1505790296409080/?fref=ts

[6] http://www.vice.com/pt_br/read/primeiro-colegio-ocupado

[7] https://www.facebook.com/OcupaFernao/?fref=ts

[8] http://www.diariodocentrodomundo.com.br/escolas-ocupadas-tinham-milhoes-em-material-escolar-nunca-distribuido-por-mauro-donato/?utm_source=feedly&utm_medium=rss&utm_campaign=escolas-ocupadas-tinham-milhoes-em-material-escolar-nunca-distribuido-por-mauro-donato

[9] http://www.educacao.sp.gov.br/reorganizacao/

[10] http://www.todospelaeducacao.org.br/educacao-na-midia/indice/36262/governo-alckmin-admite-reducao-de-despesas-em-reorganizacao-escolar/

[11] http://www.todospelaeducacao.org.br/educacao-na-midia/indice/36262/governo-alckmin-admite-reducao-de-despesas-em-reorganizacao-escolar/

[12] http://educacao.estadao.com.br/noticias/geral,virada-cultural-em-escolas-ocupadas-tera-paulo-miklos-e-criollo,10000003553

[13] El banco de donación de clases, hoy fuera del funcionamiento, puede ser consultado en lace electrónico: http://doeumaaula.site88.net/

[14] https://www.facebook.com/naofechemminhaescola/?fref=ts

[15] https://www.facebook.com/mal.educado.sp/?fref=ts

[16] https://www.facebook.com/tlivre/?fref=ts

[17] http://agenciabrasil.ebc.com.br/educacao/noticia/2015-11/especialistas-criticam-reorganizacao-da-rede-de-ensino-de-sao-paulo-0

[18] http://g1.globo.com/sao-paulo/noticia/2015/12/diretor-e-afastado-apos-usar-martelo-e-corrente-para-invadir-escola-ocupada.html

[19] http://educacao.estadao.com.br/noticias/geral,diretoria-denuncia-furto-de-merenda-e-depredacao-em-escola-ocupada,10000004605

[20] http://www.redebrasilatual.com.br/educacao/2015/11/ganham-forca-boatos-e-manipulacoes-contra-as-ocupacoes-das-escolas-1307.html

[21] http://g1.globo.com/sao-paulo/noticia/2015/06/greve-dos-professores-de-sp-supera-recorde-historico-nesta-quarta.html

[22] https://universitag.wordpress.com/2014/11/08/entrevista-com-matheus-cardoso-da-silva/

[23] Los datos pueden consultarse en el sitio electrónico de la Secretaria de Educación del Estado de São Paulo: https://www.sigeo.fazenda.sp.gov.br/analytics/saw.dll?Dashboard

[24] Los datos pueden consultarse en el sitio: http://www.sao.sp.gov.br/domcfg.nsf/AccessControl?ReadForm

[25] Los datos pueden ser consultados en la página del Ideb: http://ideb.inep.gov.br/

[26] http://outraspalavras.net/posts/usp-o-que-a-longa-greve-desmascara/

[27] En ese momento, un blog fue creado para el seguimiento de la huelga en la USP, que también sirvió para contrarrestar la información "oficial", publicado por el rector de la Universidad en la gran prensa. El blog tuvo varias hojas de balance, gráficos e informes que reforzaron los argumentos sobre la mala gestión de las cuentas de la Universidad. Esta información se puede consultar en: https://greveusp2014.wordpress.com/

[28] http://educacao.uol.com.br/noticias/agencia-estado/2015/12/18/alckmin-volta-a-defender-projeto-de-reorganizacao-escolar.htm?cmpid=fb-uolnot

[29] http://educacao.estadao.com.br/noticias/geral,governo-de-sp-vai-reformular-gremios-de-escolas-estaduais,1814033

[30] http://g1.globo.com/sao-paulo/escolas-ocupadas/noticia/2015/12/sp-tem-mais-de-20-escolas-ocupadas-apos-suspensao-da-reorganizacao.html

[31] https://www.facebook.com/mal.educado.sp/posts/732519560215125

[32] Datos oficiales del Ministerio da Hacienda: http://www.tesouro.fazenda.gov.br/-/a-divida-em-grandes-numeros?redirect=http%3A%2F%2Fwww.tesouro.fazenda.gov.br%2Fdivida-publica-federal%3Bjsessionid%3DvDqK00S2%2BTA-WonJAbdr1075%3Fp_p_id%3D101_INSTANCE_Rhu8uJONidEZ%26p_p_lifecycle%3D0%26p_p_state%3Dnormal%26p_p_mode%3Dview%26p_p_col_id%3D_118_INSTANCE_2v7v3e9eBzAa__column-1%26p_p_col_pos%3D1%26p_p_col_count%3D3 

[33] El programa puede consultado en el sitio electrónico del PMDB: pmdb.org.br/wp.../RELEASE-TEMER_A4-28.10.15-Online.pdf  

[34] https://theintercept.com/2016/10/26/estudantes-pedem-dialogo-e-governo-responde-com-ameacas-no-debate-da-reforma-do-ensino-medio/

[35] O site do “movimento” pode ser acessado através do link: http://www.programaescolasempartido.org/

[36] http://www.redebrasilatual.com.br/educacao/2016/08/escola-sem-partido-sofre-derrota-na-assembleia-legislativa-de-sp-3479.html

[37] https://ubes.org.br/2016/ubes-divulga-lista-de-escolas-ocupadas-e-pautas-das-mobilizacoes/

[38] http://www.une.org.br/noticias/brasil-tem-224-universidades-ocupadas-em-luta-contra-pec-55/

[39] http://agenciabrasil.ebc.com.br/educacao/noticia/2016-10/mec-cancelara-enem-em-escolas-ocupadas-se-protestos-continuarem-depois-do

[40] http://m.folha.uol.com.br/cenarios-2017/2016/12/1842137-ocupacoes-de-escolas-devem-continuar-em-2017-dizem-liderancas-estudantis.shtml?mobile



   


  • Revista nuestrAmérica

  • Trazos de nuestrAmérica

  • Cuadernos de descolonización y liberación

  • Blog nuestrAmérica

  • Sello editorial Ediciones nuestrAmérica desde Abajo

  • Directorio de revistas Deycrit-Sur

¿Cómo publicar?


Directrices y normas de publicación

 

Manifiesto Deycrit-Sur sobre la descolonización del conocimiento

Síguenos en redes sociales

       

Editado desde la ciudad de Concepción, Chile. Todas las publicaciones y trabajos de Ediciones nuestrAmérica desde Abajo se realizan bajo licencia Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Compartir Igual-Internacional. Ninguno de nuestras revistas realiza cobros por procesamiento de artículos, publicación o lectura (No APC).