.

Nikan ka tlapowalistli: cuentos de aquí. El cuento tradicional como pedagogía emergente para una educación intercultural bilingüe en Tepetzintla, Veracruz

Nikan ka tlapowalistli: contos daqui. A história tradicional como uma pedagogia emergente para uma educação intercultural bilíngue em Tepetzintla, Veracruz

Nikan ka tlapowalistli: stories from here. Traditional short stories as an emerging pedagogy for a bilingual intercultural education in Tepetzintla, Veracruz

 

 

 

 

Jazmín Nallely Argüelles Santiago

Doctora en Pedagogía

Escuela Primaria “Adalberto Tejeda”

Tepetzintla, Veracruz, México

nayprim@hotmail.com

http://orcid.org/ 0000-0002-0030-2004

 

 

 

 

Resumen: En Tepetzintla, el desplazamiento del náhuatl por el español nos lleva a considerar que la comunidad se encuentra en un proceso de alienación de su patrimonio estético, histórico, cultural y lingüístico. Hoy en día resulta indispensable la implementación de un proyecto destinado a fomentar el uso de la lengua náhuatl tanto de manera oral como escrita mediante los cuentos que reflejan la sabiduría de generaciones anteriores. La creación, recreación y difusión de los cuentos de la localidad constituyen las actividades tendientes a fortalecer los elementos que forman parte de la identidad cultural del pueblo originario huasteco para avanzar en los procesos de revitalización y afianzar el aprecio por la diversidad lingüística de la región.

Palabras clave: revitalización lingüística, educación propia, lengua originaria, interculturalidad y bilingüismo.

 

Resumo: Em Tepetzintla, o deslocamento do náhuatl pelo espanhol nos leva a considerar que a comunidade está em um processo de alienação de sua herança estética, histórica, cultural e linguística. Hoje em dia, é essencial implementar um projeto projetado para encorajar o uso da língua náhuatl tanto oralmente como por escrito através de histórias que refletem a sabedoria das gerações anteriores. A criação, a recreação e a divulgação das histórias locais são as atividades destinadas a fortalecer os elementos que fazem parte da identidade cultural do povo Huastec original para avançar nos processos de revitalização e fortalecer a apreciação da diversidade linguística da região.

Palavras-chave: revitalização linguística, educação própria, língua nativa, interculturalidade e bilinguismo.

 

Abstract: In Tepetzintla, the displacement of Nahuatl by Spanish language leads us to consider that the community is in a process of alienation from its aesthetic, historical, cultural and linguistic heritage. Nowadays, it is essential to implement a project designed to encourage the use of the Nahuatl language both oral and in written form through short stories that reflect the wisdom of previous generations. The creation, recreation and dissemination of the local stories are the activities aimed at strengthening the elements that are part of the cultural identity of the native Huastec people to advance in the processes of revitalization and to strengthen the appreciation for the linguistic diversity of the region.

Key words: linguistic revitalization, own education, native language, interculturality and bilingualism.

 

 

 

Fecha de recepción: 15 de septiembre de 2017.

Fecha de aceptación: 8 de diciembre de 2017.

 

 

 

 

 

 

Citar este artículo:

Harvard

Argüelles Santiago, Jazmín Nallely. 2018. “Nikan ka tlapowalistli: cuentos de aquí. El cuento tradicional como pedagogía emergente para una educación intercultural bilingüe en Tepetzintla, Veracruz”. Revista nuestrAmérica 6 (11): .

 

APA

Argüelles Santiago, J. (2018) Nikan ka tlapowalistli: cuentos de aquí. El cuento tradicional como pedagogía emergente para una educación intercultural bilingüe en Tepetzintla, Veracruz. Revista nuestrAmérica, 6 (11), .

 

 

 

 

Introducción

Históricamente, en la región Huasteca las experiencias curriculares y de socialización desarrolladas en los ámbitos familiar y comunitario han estado al margen de la formación escolar de los niños y niñas  indígena-originarios. La cultura, lengua originaria, así como los procesos de enseñanza y aprendizaje propios han sido excluidos o llevados a la clandestinidad bajo la educación denominada “informal”. En la localidad[1], el español se ha ido consolidando lengua de comunicación entre las nuevas generaciones, mientras que el náhuatl ha sido desplazado y minorizado. Revertir estas relaciones de poder entre la lengua originaria y el castellano nos llevan a la necesidad de realizar trabajos tendientes al fortalecimiento de la lengua indígena a partir de procesos educativos sustentados en la comunidad de hablantes, la asociación civil local e inclusive, instituciones como la escuela.

 

Descripción del problema

En el norte de Veracruz encontramos que Tepetzintla, como parte del pueblo originario huasteco de lengua náhuatl[2], ha venido enfrentando el desplazamiento de la lengua originaria por el castellano. En principio, cada vez hay menos personas que utilizan la lengua originaria en sus actividades cotidianas. Segundo, quienes la poseen, prescinden del afianzamiento y vitalidad del náhuatl porque el contexto en derredor adopta como lengua franca[3] al español debido a la escasa presencia de la lengua originaria en los medios e instituciones públicas. Tales situaciones nos llevan a visualizar que sólo los mayores, es decir, los adultos y ancianos albergan como L1 a la lengua originaria. Sin embargo, los nuevos padres, jóvenes y niños escasamente manifiestan su adquisición, dominio y fluidez.

A partir de tales premisas el proyecto “Nikan ka tlapowalistli. Cuentos de aquí”[4] se constituye como una iniciativa que permite abrir oportunidades para el aprendizaje y preservación de la lengua originaria entre las niñas y niños de la región. A la vez que propone la coordinación de expertos indígenas, padres de familia, docentes,  y autoridades locales.

La utilización del cuento tradicional como pedagogía emergente[5] para una educación intercultural bilingüe provee los insumos para acercarnos a la construcción de los saberes desarrollados entre las distintas generaciones con base en los principios filosóficos para el buen vivir. Los datos recabados permiten identificar las falencias del sistema escolar implementado en el municipio y a su vez, nos brindan la oportunidad de organizar y sistematizar las potencialidades para iniciar un proceso de revitalización lingüística en correspondencia a una educación intercultural bilingüe en el contexto actual.

 

Justificación

Puesto que la lengua náhuatl aún es considerada como un marcador identitario de Tepetzintla resulta conveniente una propuesta que incite a una revitalización lingüística desde distintos ámbitos que componen a la comunidad, tales como la escuela, la familia y la sociedad civil. Si bien “Algunos sugieren que la escuela no debería invadir los espacios de los usos rituales y tradicionales del idioma indígena. Otros dicen que si la escuela no toma en cuenta las formas propias de hablar, sigue siendo una escuela asimilacionista” (Galdames, Walqui y Gustafson 2006, 217) en el presente proyecto partimos de considerar que una escuela cuya aspiración se base en los fines de una educación intercultural bilingüe necesariamente tiene que abrirse al resto de las instancias que componen a la sociedad en que se encuentre inserta.

La escuela por sí sola no puede transformar la sociedad y volverla intercultural. La educación y la escuela constituyen factores y agentes importantes de cambio social, pero las modificaciones que ellas introduzcan deben necesariamente ser acompañadas y reforzadas por otras transformaciones que también promuevan y ejerzan esa interculturalidad que la educación busca y a la vez fomenta. (López 2004, 268) 

El quehacer de la escuela como institución transformadora que favorezca cambios sustanciales para convertirse en intercultural requiere del respaldo y colaboración de los actores hacia quienes se dirige. En nuestro proyecto, los cuentos que reflejan la sabiduría de distintas generaciones, pretenden desentrañar una EIB que recupere las voces de todos los actores implicados manteniendo una visión propia. De esta forma podrán articularse las expectativas de la familia, escuela y comunidad.

La denominación de interculturalidad está referida explícitamente a la dimensión cultural del proceso educativo y a un aprendizaje significativo y social y culturalmente situado; así como también a un aprendizaje que busca responder a las necesidades básicas de los educandos provenientes de sociedades étnicas y culturalmente diferenciadas. La dimensión intercultural de la educación está también referida tanto a la relación curricular que se establece entre los saberes, conocimientos y valores propios o apropiados por las sociedades indígenas y aquellos desconocidos y ajenos, cuanto a la búsqueda de un diálogo y de una complementariedad permanentes entre la cultura tradicional y aquella de corte occidental, en aras de la satisfacción de las necesidades de la población indígena y de mejores condiciones de vida. (López y Küper 2000, 34)

Como hemos notado, la finalidad de esta propuesta consiste en propiciar el uso de la lengua náhuatl por las niñas y niños de la localidad. De este modo se espera iniciar una serie de acciones tendientes a revitalizar dicha lengua originaria, contribuir al mantenimiento de la sabiduría ancestral desde la memoria estética y manifestar el derecho a la diferencia dada la diversidad lingüística que caracteriza a México como país.

 

Objetivos del proyecto

-Promover la producción de cuentos sobre los principios que rigen el buen vivir de la localidad de Tepetzintla.

-Implementar talleres que permitan la conversación sobre algunos principios filosóficos vertidos en cuentos desde la lengua náhuatl en la comunidad por expertos indígenas, autoridades, padres de familia, niños y niñas.

 

Metodología

Mediante la co-participación de los actores locales ha sido posible llegar a la implementación de un proceso de investigación desde “dentro” y desde “abajo” (Bertely 2009), por cuanto, la participación de los diferentes actores ha tenido intereses compartidos y a su vez, metas y compromisos definidos. En los siguientes apartados expondré las actividades desarrolladas mencionando los sucesos vividos para dar continuidad al plan de trabajo considerado en el proyecto. Asimismo enunciaré cómo ha sido el contacto con la comunidad y la forma de participación de las familias que han dado cabida para elaborar cada uno de los cuentos. En cuanto a la producción escrita de dichos cuentos, conviene resaltar que se recupera la autoría nativa desde la perspectiva local de diferentes actores y desde la cual me incluyo en la configuración del “nosotros huasteco” para profundizar en las conceptualizaciones y reflexiones en torno a “tlapowa-contar” y “tlajkuiloa-escribir”, según los aportes que en el mismo proceso de investigación hemos ido construyendo.

 

Sobre la participación y toma de acuerdos.

Las reuniones se realizaron en la sede del Grupo Cultural Huitzitzilin, A. C. (representada por la Sra. Antonia Vera, coordinadora de la asociación) para tomar acuerdos respecto de un plan de trabajo que guiara el proyecto. Por otro lado, la socialización del proyecto y las decisiones para la participación del alumnado se llevaron a cabo con los docentes  de la Escuela Primaria Estatal “Adalberto Tejeda” 30EPR3440H (Profr. Sofío Reyes, 5 “A”; Profra. Martha Cruz, 5 “B”; Profr. Víctor Fernández, 6 “A” y la Profra. Anneline Ramírez, 6 “B”). También se planteó el proyecto a los hablantes de la lengua originaria del municipio, especialmente a quienes se encuentran en la comunidad de Copaltitla y la cabecera municipal de Tepetzintla. Aunado a ello, se abrieron oportunidades para conversar con pobladores de la localidad de Los Ajos en el municipio vecino de Tantoyuca.

En este acápite conviene mencionar que la participación del profesorado resulta relevante por cuanto la escuela primaria focalizada no pertenece al subsistema catalogado como “indígena”[6]. De ahí que la inmersión del colectivo docente en este proyecto se visualiza como una práctica que incide de manera formativa en el afianzamiento de la identidad cultural de las niñas y niños de Tepetzintla.

No existe preocupación por uno mismo sin la presencia de un maestro, pero lo que define la posición del maestro es que aquello de lo que él se ocupa es precisamente del cuidado que pueda tener sobre sí mismo aquel a quien él sirve de guía (Foucault 1994, 49).

Entre líneas de una revaloración de la función docente y el rol agentivo del alumnado distinguimos que los alcances de este proyecto se encuentran vinculados al desafío de sentar las bases para una revitalización lingüística que pueda ser respaldada por los principales actores implicados: docentes, padres, alumnos y sociedad civil.

 

A propósito de las entrevistas con los expertos indígenas

La entrevista desde una conversación en lengua náhuatl supone la metodología del tlapowa, es decir, conversar para contar y escuchar para redescubrir.  Como podemos notar, la experiencia suele repetirse varias veces porque cada vez surgen más datos de modo espontáneo y singular.

 

Tlapowa

Conversación que implica “contar” historias mientras los receptores formulan preguntas (Argüelles 2010: 200)

En principio los relatos de Don Bernardino manejaban información de diversa índole, tales como fiestas comunitarias que han desaparecido. Doña Antonia y el Profr. Jerónimo corroboraban el contenido de los cuentos sobre la aparición del maíz. Finalmente, las versiones que conjuntaran temas respecto de las danzas y personajes tradiciones fueron obtenidas con ayuda de Doña Agustina.

La conversación con los mayores ha sido un respaldo real para afianzar el proyecto porque no sólo ha habido cabida para el manejo de la oralidad en lengua originaria sino para aterrizar de forma literaria todo un sistema de conocimientos que se han ido aprendiendo desde el entorno de la cultura de pertenencia inmediata. Las conversaciones han existido por las tardes y durante los fines de semana. Precisamente el tratamiento de diferentes temas durante las entrevistas nos ha llevado a considerar más cuentos y no solamente aquellos que teníamos previstos.

 

Tratamiento de la información

El acopio de información fue indispensable para triangular los datos obtenidos de las entrevistas y conversaciones realizadas con los comuneros. En principio utilizamos un cuaderno de campo donde anotamos las ideas que surgieran para la redacción. Después con las transcripciones de las conversaciones nos dispusimos a explorar todos los elementos que debíamos considerar para organizar el texto. De esta manera, la información que reportaron los trabajos de campo condujo a la necesidad de buscar los elementos suficientes para conformar los textos llamados “cuentos” tanto en forma como en contenido.

Son historias, son cuentos […] Los cuentos pueden ser reales, es que los cuentos fueron reales antes, antes de contarlos. Todo cuento viene de algo, de algo que sucedió y ya le llaman cuento porque ya tiene mucho, ¿no?  Pienso yo que es así… ora sí de ahí vivimos. (Don Celerino, comunidad de Copaltitla, Tepetzintla 12/05/2008)

En este sentido, cada cuento es el resultado de diferentes voces con el ingrediente de nuestra propia imaginación y creatividad.  Debo mencionar que la Sra. Agustina Hernández guió desde la expresión oral para la elaboración del pensamiento en lengua náhuatl. Adicionalmente, coadyuvó la información fehaciente brindada por Martina Santiago y el Profr. Jerónimo Hernández. Por otro lado, la revisión de la lectoescritura en lengua indígena fue realizada mediante el acompañamiento del profesor Ismael Gamboa Oropeza.

 

 

Recreación

El trabajo de recreación tomó varias horas. A veces solamente en el cuaderno se hacían anotaciones, después había que volver a leerlas y reflexionar sobre ellas. La recreación ha sido una gran responsabilidad. Se ha realizado basándonos en los recuerdos de la infancia, los sentidos y las últimas experiencias al caminar por las comunidades visitadas. Por una parte, se ha procurado que los cuentos sean de lectura ágil sin descuidar los detalles que les otorgan vivacidad y originalidad. Por otro lado, se ha incorporado como desafío, la narración de experiencias propias, las cuales se evidencian mediante los diálogos otorgados a los personajes de cada uno de los cuentos.

Desde mi punto de vista, cada cuento es único. Durante la redacción, los personajes cuentan historias, narran lo que sucede a su alrededor y se explican a sí mismos el contenido de lo que se espera transmitir a los demás. En este sentido, la creación y recreación constituyen procesos que se encuentran inter-relacionados. En el caso que nos ocupa, a veces comenzamos por recrear, pero definitivamente, terminamos creando un texto que responde a nuestra propia audición y visión del mundo.

Esa riqueza en diversidad también es un desafío porque tal vez no todos los lectores de nuestros cuentos coincidan en una versión única de los hechos. He aquí cuando el reto se transforma en una enorme responsabilidad: presentar cada cuento como un producto de la cotidianidad que otorga “vida” a la comunidad.

 

Realización de talleres

Los talleres se realizaron en dos espacios de la comunidad de Tepetzintla. Algunas sesiones fueron en la sede de la Asociación Huitzitzilin en donde participaron niñas y niños desde los 9 hasta los 16 años. Otras, en la Escuela Primaria “Adalberto Tejeda” 30EPR3440H con la disposición de los alumnos de quinto y sexto grado.

Por una parte hubo la oportunidad para contar cuentos a los niños, quienes se apropiaban del contenido de los relatos para afianzar y fortalecer una identidad huasteca basada en las historias de la localidad. Por otra, se brindó el espacio para que ellos dibujaran y dieran vivacidad a los relatos que escuchaban. A partir de estos talleres el aprendizaje de la lengua originaria se evidenciaba cuando los niños nombraban a los personajes, lugares u objetos en náhuatl. En algunos casos, a petición de los participantes, se realizó un glosario de términos en náhuatl, español e inglés. Este proyecto entre las niñas y niños constituye el inicio para el aprendizaje del náhuatl como segunda lengua entre las futuras generaciones de la región.

 

 

Sobre los resultados del proyecto

En este apartado mencionaré los resultados de este proyecto. En primer término abordaré la manera de cómo los cuentos fueron organizados para dar cabida al calendario agro-festivo de la localidad. En segundo lugar, explicaré los temas que surgieron para la redacción. Tercero, mencionaré las características de las imágenes que fueron elaboradas por las niñas y niños de Tepetzintla. Finalmente, expondré los aprendizajes referidos a la escritura en náhuatl como segunda lengua.

 

El calendario de los cuentos


La elaboración de los cuentos que conforman este proyecto comenzó con un plan de trabajo en donde se consideraron temas diversos apropiados a cada uno de los meses que transcurren en un año. De este modo, fue posible articular diferentes cuentos repartidos en cuatro trimestres (de enero a diciembre de 2010).

 

 

 

Los temas de interés

Para promover la producción de cuentos sobre los principios que rigen el buen vivir de la localidad de Tepetzintla fue necesario seleccionar aquellos temas de interés para la comunidad en su conjunto. En principio, las entrevistas abrieron la pauta para redactar y construir cada texto en consonancia a las ideas, sentimientos y deseos de los actores locales. Posteriormente, la realización de talleres con niñas, niños, docentes y líderes indígenas para difundir los cuentos y a su vez, co-construir el conocimiento sobre la cultura propia permitieron el abordaje tanto de la filosofía del buen vivir como el aprendizaje de la lengua originaria. El cumplimiento a los objetivos planteados redituó en los once cuentos elaborados tanto en náhuatl como en español. No olvidemos que:

En cada comunidad existe un conjunto de pautas de crianza, de estrategias utilizadas por los padres, abuelos y otros miembros para educar a los niños y niñas. La escuela debe conocer estas pautas e incorporar todos aquellos elementos que permitan a los alumnos establecer un vínculo significativo entre las prácticas culturales de su familia en la vida cotidiana y aquellas utilizadas por la escuela para incorporarlos a otros ámbitos culturales. De este modo, tanto las comunidades como los niños percibirán a la escuela como un espacio que valora sus aportes culturales y les permite desarrollarse e integrarse a un mundo más amplio respetando su identidad. (Galdames, Walqui y Gustafson 2006, 46)

Con el fin de brindar un apoyo didáctico a la enseñanza del náhuatl como segunda lengua en la formación de niñas y niños bilingües a continuación se expone el contenido (resumen) de cada tema elegido para la elaboración de cada uno de los cuentos.

 

Trimestre

Temas de interés

Principios filosóficos

Enero-marzo

Konesintsi

El niño maíz

La aparición del maíz denota la relación entre las personas, los animales y las plantas. Según la visión indígena, todos los seres vivos entran en conjunción para formar parte de nuestro mundo. En ese cuento se visualizan los valores asociados al buen vivir, particularmente a la moral de la mujer. Se nota, por ejemplo, el rechazo de la madre hacia la hija soltera que resulta embarazada y hacia el nieto. Sin embargo, el niño que fue arrojado junto al río, germinó en una mata de maíz. Más tarde se domesticó y, hoy en día, los comuneros basan sus actividades en torno a la producción del maíz.

Chikomexochitl

El alma del maíz

Chikomexochitl es considerado como el alma del maíz por cuanto su presencia alude a un ente mágico y benevolente hacia el resto del grupo social. Situación que en principio se brinda hacia quien ha sido la persona de mayor cercanía, en este caso, la abuela. Pero el cuento no termina, hay un acontecimiento que marca el inicio de las variedades del maíz en la Huasteca.

 

Abril-junio

Mekojmej

Se quedaron mekos

En Tepetzintla como en cualquier lugar de la Huasteca todos hemos oído hablar de los mekos. Estos personajes se relacionan con el suelo y la Tierra. Por otra parte son considerados como los danzantes de marzo. Precisamente, en estos días los huastecos nos preparamos para la primera cosecha, la cosecha del maíz tierno, los elotes. Por eso, ellos deben salir a las calles y bailar en este mes. ¡Qué mejor muestra de la relación con la Tierra y las divinidades que una danza realizada por los mekos!

San Jose iljuitl

Fiesta de San José

Entre los encantos de Otontepec, entre las fiestas más vistosas encontramos la Fiesta de San José. Resistiendo a los embates de la globalización y alienación cultural, aquí los abuelos saben que la fiesta es de todos y para todos. Cada vez que se acerca el mes de marzo, nuestros hermanos se preparan para la fiesta de la comunidad. Grandes y chicos saben que debe estar listo el corral para los toros. También la iglesia muy bien pintada para las misas de los bautizos, bodas y primeras comuniones. La banda de viento y el grupo musical no pueden faltar. Desde meses anteriores el trabajo no se detiene. El día de la fiesta todos se divierten y contagian a los de fuera para que sientan ganas de regresar.

Komanches

Originarios y conquistadores

Antes de que todo el mundo europeo hiciera su aparición en América, existieron algunas expediciones que llegaron a la Huasteca. Estos encuentros no fueron amigables. En el conflicto de conquista y dominación se adopta el principio: ustedes (colonizadores) los belicosos, nosotros (comuneros)  los valientes.

Julio-septiembre

Titlatlani atl

Rogativas para la lluvia

Las rogativas para la lluvia se manifiestan en las peregrinaciones, ofrendas y rezos a las divinidades. Este proceso se le conoce como Titlatlani atl y representa los modos en que los comuneros realizan peticiones en la capilla, el pozo y  el río para obtener el agua necesaria para la producción agrícola. Recordemos que en la huasteca existen dos temporadas de siembra y cosecha. Una denominada Ipowalpan y otra Tonalmili. Ipowalpan comienza con la siembra de junio y termina con la cosecha de octubre, mientras que Tonalmili tiene su siembra en diciembre y su última cosecha en mayo. Justamente a finales de Tonalmili, es decir, en los días calurosos de mayo (35° C promedio) se llevan a cabo las rogativas para la lluvia.

Tiakayan pan atl

Al agua señores

En este cuento aparecen los animales de la región selvática que rodea a la Sierra de Otontepec, particularmente, la que posee el municipio de Tepetzintla. En este relato, los animales grandes y pequeños entablan diálogos referidos a la resolución de un problema. Como lección, los animales grandes aprenden los principios básicos como el respeto, la ayuda mutua y la importancia de todos en el gran ciclo de la vida.

Pakilistli nawalmej

El baile de los brujos

El baile de los brujos es una narración fantástica en donde los personajes exploran situaciones que corresponden a una dimensión distinta de la nuestra, pues se afirma que ellos ya están muertos pero aún se encuentran entre nosotros, en espacios que tal vez nunca imaginamos. Este cuento proviene de los recuerdos de una experta indígena, quien retomó por muchos años las conversaciones con su abuela materna y su madrina. En el cuento se alerta a los niños para que sepan cuidarse mientras recorren el monte o la Sierra.

Octubre-diciembre

Mapachi iljuitl

Fiesta del mapache

La fiesta del mapache es una representación de la forma de vida de una familia dedicada al cultivo de maíz. Mediante esta fiesta se da una transmisión comunitaria de los conocimientos para cosechar el maíz, el acercamiento a los elementos simbólicos que debe contener el altar (las mazorcas “vestidas”, velas de cera de abeja, flores de sempoalxochitl, Santos, agua y un copalero), el aprendizaje de los consejos para el cuidado de la milpa y la relación que los campesinos mantienen con los animales de la región.

Wapanko wan elotl

El huapango y el elote

Dicen que en menos de una hora, toda la gente ya está bailando. Los varones hacían gala de su zapateado mientras que las mujeres lucían su mejor porte. Los hombres llevaban en la mano un sombrero de palma. Las mujeres tomaban su falda con las manos hacia enfrente. En esta fiesta, la muchacha a la que más le gusta bailar se iba a su casa con  su canasta llena de elotes. El baile se terminaba hasta que se acababan las matas de elote. También ponían una paila de elotes para que toda la gente comiera por lo menos un elote hervido. Así era antes, cuando hacían baile en La Campechana, Jilitla y Copaltitla.

Milka iljuitl

Fiesta de los muertos

Sin duda, una de las fiestas más importantes de la Huasteca se refiere al día de muertos. Ciertamente la relación entre las personas y los difuntos se evidencia en estas fechas de encuentro. Cuentan que en una comunidad alejada vivía un campesino y su esposa. Su hogar era muy humilde. Cierto día, el señor le dijo a la esposa que lo alcanzara en la milpa, pero ella estaba preocupada por atender las actividades de la casa. Era ya el 30 de octubre y nadie en la casa había comenzado los preparativos para la ofrenda de los muertitos. Lo que pasó después es lo que realmente inquieta.

 

 

Sobre las imágenes elaboradas por niñas y niños de la localidad

En este proyecto, todas las imágenes que ilustran los cuentos han sido elaboradas por niñas y niños de Tepetzintla. Como hemos mencionado anteriormente, el trabajo del dibujo se ha realizado tanto en la Asociación Huitzitzilin como en la Escuela Primaria “Adalberto Tejeda”, en ambos espacios la participación ha causado el interés y la motivación necesaria para fomentar el acercamiento al patrimonio cultural huasteco. En la sede de la Asociación contamos con alrededor de 40 niños, quienes además asisten al taller de música tradicional y teatro. Por su parte, en la escuela primaria los grados de quinto (“A” y “B”) y sexto (“A” y “B”) poseen en promedio 20 alumnos por grupo, cifra que nos lleva a un aproximado de 80 alumnos. De este modo se ha trabajado con 120 alumnos de esta cabecera municipal, quienes han plasmado con imaginación y creatividad los dibujos que dan cuenta de las historias que se les ha presentado. El “libro de cuentos” que se ha logrado desarrollar para este proyecto nos ha permitido visualizar los siguientes rasgos:

Características de acuerdo al espacio de producción del dibujo

-       En la escuela. Después de escuchar el cuento, los alumnos dibujaban la historia según sus habilidades creativas, sin embargo, en algunas ocasiones buscaban las imágenes de los libros de texto o de la biblioteca de aula y transferían los saberes locales.

-       En la Asociación Huitzitzilin. Las niñas y niños dibujaban de acuerdo a la imaginación surgida en el momento. Los dibujos tomaban más tiempo porque su elaboración se tornaba minuciosa.

 

Figura 1 y 2. El huapango y el elote (Esc. Prim. 2010); La fiesta del mapache (Luis, Huitzitzlin, 2010)

                                                       

Manejo del tiempo durante el taller

-       Tanto en la sede de la Asociación como en los salones de la escuela primaria, las niñas y niños elaboraron los dibujos durante una hora y media. Los primeros minutos se destinaron a la lectura del cuento, posteriormente el análisis de algunas palabras y frases en náhuatl. Al final, solamente se ocupaba el tiempo para el dibujo y aclaraciones sobre el tema escuchado.

Elementos de la identidad cultural vertidos en los dibujos

-       Situaciones. Los participantes eligieron ya fuera una actividad relevante, un personaje o la totalidad de la historia en diferentes momentos. Los dibujos representaban el nexo con el contexto inmediato. En algunos casos, cuando los niños no tenían la experiencia vivida había oportunidad para explicar detalladamente los sucesos y con ello, ampliaban sus descripciones para plasmarlas en las ilustraciones. De este modo, cada dibujo resulta en sí mismo una creación única e irrepetible que da cuenta de la construcción identitaria de cada niña o niño en la comunidad de la que forma parte.

-       Personajes. Si bien los personajes plasmados en los dibujos partieron del relato escuchado, conviene mencionar que muchos de ellos se refieren a la época descrita pero en su representación se dejan ver las características del presente. Así por ejemplo, las imágenes de las fiestas se remontan a varios años atrás pero conservan elementos actuales, principalmente aquellos que consideran a los grupos musicales del momento o la organización de los ambientes para los festejos (mesas y sillas con mantelería de “renta”).

 

5.4 Los aprendizajes construidos

A continuación mencionaré los aprendizajes sobresalientes a partir de la realización de los talleres con niñas y niños de la localidad de Tepetzintla. Primero, me referiré a la apropiación de la sabiduría ancestral; posteriormente describiré el proceso de aprendizaje de frases y palabras en la lengua originaria náhuatl. Finalmente, comentaré la caracterización espacio-temporal de las actividades plasmadas en las imágenes.

Apropiación de la sabiduría ancestral

-       Los cuentos elaborados permitieron el acercamiento al patrimonio cultural de Tepetzintla, por cuanto la temática abordada refleja un calendario agro-festivo y un sistema de relacionamiento social en la comunidad. Desde el mes de enero hasta diciembre se han considerado los eventos importantes realizados en la región para exponer de forma fehaciente los principios asociados al buen vivir. En este proyecto la sabiduría ancestral[7] se ha visualizado mediante cada composición llamada cuento. Los once cuentos ofrecen el acercamiento a  la comprensión de los elementos de la identidad cultural respecto de la vida, la muerte y el mundo en el que tanto los seres vivos como los entes sobrenaturales establecen relaciones para dar continuidad al pueblo originario huasteco.

Aprendizaje de frases y palabras

-       Durante los talleres existieron dos estrategias didácticas para iniciar el aprendizaje de la lengua náhuatl como L2. La primera se refirió a la audición de lectura y la segunda a la relación sonoro-gráfica de las frases y palabras. Si bien estas estrategias corresponden a las competencias docentes desarrollas en aula, conviene mencionar que desde una epistemología huasteca, dichas estrategias tienen cabida en la metodología del “tlapowa” (contar) y “tlajkuiloa” (escribir). El tlapowa supone la presencia de por lo menos dos personas: alguien en posición de cuenta-cuentos y otro, en la función de receptor-activo, pues en la medida que éste formula preguntas, el cuenta-cuentos continúa su exposición o su lectura. Por otro lado, la iniciativa para escribir aquello que se escucha estuvo basada en el tlajkuiloa, ya que los participantes escribieron los términos o frases que llamaron su atención en lengua originaria a la vez que dibujaron las situaciones o personajes relevantes. De este modo, la escritura estuvo ligada a iconografía que cada niña o niño plasmaba de acuerdo a su creatividad e imaginación.

Caracterización espacio-temporal de las actividades en las imágenes

-       La caracterización contenida en las imágenes elaboradas por los participantes denota el acercamiento a los objetos (candiles, velas, altares…) asociados al uso cotidiano que tenían en la época citada en los relatos. Asimismo, los dibujos proveen información respecto de los escenarios utilizados por los abuelos o los padres de familia cuando eran niños o jóvenes. Por ejemplo, se plasman los ríos, galeras, corrales o viviendas que en la actualidad han sido modificados o sencillamente ya no se encuentran como tal en la comunidad. Estas imágenes no sólo abordan el contexto o la ubicación de los lugares de interés común, también señalan el tiempo en que ocurren. De este modo tenemos el amanecer, el mediodía, la tarde o la noche en cada uno de los dibujos. Estos indicadores del tiempo se encuentran vinculados a las actividades realizadas por los personajes, las cuales establecen un nexo directo con los quehaceres de las familias huastecas, particularmente, quienes viven en la localidad de Tepetzintla. Muestra de ello se observa en la caracterización de una boda, cuya recepción es por la noche, la ofrenda para los muertos antes de las 12 del día o el jaripeo en una fiesta alrededor de las 4 de la tarde.

La experiencia demuestra que en este escenario es posible coadyuvar a la revitalización lingüística sobre la base de enseñanzas y los aprendizajes propios que permitan potenciar los saberes locales para identificarse como sujetos integrantes de una sociedad indígena contemporánea. La apertura de la escuela hacia los saberes locales que provee la lengua indígena resulta fundamental para la apropiación del currículo comunitario del pueblo originario y a su vez, permite el ejercicio del derecho a una educación social y culturalmente pertinente.

Puesto que en nuestra investigación hemos constatado que el mundo de los niños no se construye de manera aislada sino en interacción, entonces el potenciamiento de la educación propia de la familia y la comunidad a través de actividades que conlleven al aprendizaje y fortalecimiento de la lengua originaria los constituye como sujetos críticos, creativos y autónomos a la vez que mantienen su patrimonio cultural. De modo que al descubrir sus propias capacidades se conocen a sí mismos y a su vez, experimentan el empoderamiento de su lengua en el mundo, por cuanto somos cultura viva en la sociedad actual. Los hallazgos que hemos encontrado permiten seguir construyendo, mantener y afianzar la diversidad. Experimentar una propuesta educativa intercultural bilingüe necesariamente ha de considerar el buen vivir en relación a la filosofía propia, los significados profundos surgidos desde la lengua originaria, el calendario agrofestivo local, así como las concepciones y prácticas en los procesos de enseñanza y aprendizaje basados en la educación propia.

 

Conclusiones

Las iniciativas para comenzar una planificación lingüística que nos lleve al aprendizaje de la lengua originaria como L2 resultan factibles por cuanto existe el interés de la comunidad en su conjunto. Hoy en día, las niñas y niños de la localidad de Tepetzintla se encuentran a la expectativa de un proceso educativo enmarcado por los relatos que dan cuenta tanto de la sabiduría ancestral como las modificaciones que han existido en el contexto a través del tiempo. Si bien, los padres de las nuevas generaciones poseen un escaso manejo de la lengua originaria náhuatl, las participaciones en este proyecto fueron decisivas al brindar un apoyo real en la descripción de sucesos. Por su parte, el aprecio y lealtad lingüística de los abuelos me ha confirmado que como indígenas expertos tienen un gran legado para nosotros quienes nos encontramos todavía como aprendices de la lengua. La participación de ellos fue exclusivamente de manera oral.

Conviene mencionar que los docentes con quienes he compartido esta experiencia aún se encuentran en un estado potencial para el manejo de la lengua originaria. Les ha interesado el proyecto y queda abierta la posibilidad para implementar los cuentos en la escuela.

Considero que la finalidad de nuestro proyecto consiste en propiciar el interés de los demás para que todos se apropien de “Nikan ka tlapowalistli. Cuentos de aquí”. Por una parte como un gesto de devolución del patrimonio intangible (lengua originaria) de la comunidad y por otro, para la promoción de una autoría tepetzintleca y veracruzana, hasta ahora poco conocida en su propio territorio.

Conviene señalar que cuando se trabaja en campo y con actores que se desenvuelven en su propio contexto resulta todo un abanico de testimonios y grandes relatos, lo cual no sólo propicia la literacidad sino el advenimiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje de la lengua indígena desde sus propios marcos culturales de referencia. El aporte de este proyecto consiste en abrir posibilidades para la revitalización de la lengua originaria fomentando la sensibilización entre los expertos indígenas, padres, jóvenes y especialmente, en las niñas y niños de la región.

 

 

Referencias

Argüelles Santiago, Jazmín Nallely. 2010. El maíz en la identidad cultural de la Huasteca veracruzana. Colección Lecturas Intercultura. Veracruz, México: DGEUV.

Bertely Busquets, María. 2009.   Introducción. En Sembrando nuestra educación como derecho. La nueva escuela intercultural en Chiapas, coord. María Bertely Busquets, 5-23. México, D. F.: CIESAS.

Foucault, Michel. 1994.   Dits et écrits, 1954-1988. París: Editions Gallimard.

Galdames, Viviana, Aida Walqui y Bret Gustafson. 2006. Enseñanza de Lengua indígena como Lengua materna. Cochabamba, Bolivia: PROEIB/GTZ.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía. 2010. México en cifras. Información nacional, por entidad federativa y municipios. Tepetzintla, Veracruz de Ignacio de la Llave. http://www.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/default.aspx?ent=30 (Consulta: 28 de marzo de 2011)

López, Luis Enrique. 2005. Trece claves para entender la interculturalidad en América Latina. En Rostros y fronteras de la identidad, comps. Mario Samaniego y Gloria Garbarini. Temuco: Universidad Católica.

López, Luis Enrique y Wolfgang Küper. 2000. “La educación intercultural bilingüe en América Latina: balance y perspectivas”. Revista Iberoamericana de Educación 20 (mayo-agosto): 17-85.

Morin, Edgar. 2003. Introducción al pensamiento complejo. Barcelona: Gedisa.

 



[1] Nos referimos a Tepetzintla, cabecera municipal de tipo urbano. La escuela focalizada es una primaria estatal, que no pertenece a la Dirección General de Educación Indígena. Y tampoco posee proyectos vinculados a la Coordinación General de Educación Intercultural Bilingüe. El esfuerzo y compromiso para llevar adelante este proyecto de revitalización lingüística proviene de la alianza interinstitucional entre la escuela primaria “Adalberto Tejeda” y la asociación civil “Huitzitzilin, Unidos por la cultura, Tepetzintla, Ver. A.C.”.

[2] Tepetl significa cerro y sintla, lugar; de ahí tenemos “lugar al pie del cerro”.

[3] La lengua que más se utiliza en la comunicación

[4] El proyecto se desarrolló en el marco del Programa para el Desarrollo Integral de las Culturas de los Pueblos y Comunidades Indígenas (PRODICI), cuyo periodo abarcó de enero a diciembre de 2010, bajo el auspicio del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC).

[5] Se retoma la denominación de pedagogía emergente desde los postulados del VIII Foro latinoamericano de Educación Intercultural, Migración y Vida Escolar (2011): Intercambiar experiencias escolares tendientes al fortalecimiento, promoción y desarrollo de pedagogías y materiales didácticos en las lenguas maternas que se hablan en América Latina. Además de revisar los modelos curriculares que atienden la diversidad étnica, lingüística y cultural, la producción regional de materiales didácticos y las prácticas pedagógicas sustentados en el respeto a las lenguas indígenas y/o afrodescendientes.

[6] Los criterios para esta clasificación se basan en la lengua indígena que hablen los habitantes de la comunidad. Si la lengua franca es el español dicha escuela no figura. Esta última situación es el caso de estudio. Aunado a ello encontramos otra dificultad, puesto que la Dirección General de Educación Indígena (DGEI) considera el binomio lengua-cultura, varias lenguas escuelas primarias de la Huasteca veracruzana de lengua náhuatl son clasificadas como nahuas, no como huastecas. Véase información en http://basica.sep.gob.mx/dgei/start.php Fecha de consulta: 22/02/2017.

[7] Morin (2003) distingue sabiduría de conocimiento. De acuerdo con este autor, la sabiduría es la forma reflexiva de traducir la realidad, mientras que el conocimiento es la forma de organizar la traducción de la realidad. En nuestro caso, se ha fortalecido la sabiduría del pueblo originario y se ha puesto especial énfasis en los conocimientos surgidos debido las temáticas abordadas en los cuentos.