Contarás nuestra lucha... Sentires y quehaceres de una lucha colectiva

Nora Etel Bartolo

Profesora en Ciencias de la Educación Docente del profesorado de Física y Química Instituto Superior de Formación Docente Nº 803 Puerto Madryn Chubut, Argentina, Instituto Superior de Formación Docente Nº 803, Argentina



Resumen

Este artículo narra las experiencias, sentires y quehaceres de docentes de la provincia de Chubut tras haber sufrido innumerables rechazos del gobierno para conciliar paritarias libres y sin techo, el aumento salarial y el mejoramiento en infraestructura de las escuelas públicas. Describe como los/as docentes organizados/as y unidos/as en sus intervenciones implementan distintas estrategias de lucha contra los ajuste económicos y sociales que lleva adelante el gobierno. Este movimiento generado desde el cuerpo docente de Chubut tiene su particularidad, pues no eran solo “Docentes en Lucha” reclamando por sus derechos, sino también se sumaron distintas agrupaciones gremiales del estado, representantes del área de salud, obras públicas, sindicatos de escuelas privadas, auxiliares de la educación, autoconvocados que no pertenecían a ninguna filiación sindical pero que se identificaban con la causa. Este artículo analiza desde una postura crítica las dificultades que se viven en situación de alerta y movilización docente y acerca además, algunas reflexiones que atesoran estas luchas colectivas.

Received: 2019 February 18; Accepted: 2019 May 15

5519. 2019 ; 7(14)

Keywords: Palabras clave docentes, huelga, lucha, ocupaciones, conflictos.
Keywords: Palavras-chave Professores, ocupações, conflitos, luta.
Keywords: Keywords teachers, political resistance, conflicts.

La Provincia de Chubut se encuentra ubicada en la Región Patagónica (Argentina). Su Capital es Rawson y su ciudad más poblada es Comodoro Rivadavia. Durante el primer cuatrimestre del año 2018; tras haber sufrido innumerables rechazos del gobierno para conciliar paritarias libres y sin techo, el aumento salarial y el rechazo al pago escalonado del sueldo docente, el mejoramiento edilicio de las escuelas públicas y el reclamo del Transporte Educativo Gratuito. Todos y todas quienes participaron de esta lucha colectiva defendían el derecho de los/as trabajadores/as y el derecho a la educación los cuales son primordiales e innegociables. Así convencidos de este principio se fueron delineando las acciones a seguir y con el coraje que cada uno/a tenía y el respaldo de todos/as se comenzó a vivenciar el potencial que tienen estas luchas colectivas. La energía de las masas se sentía en la piel que se erizaba ante cada asamblea o encuentros decisivos.

Los relatos testimoniales, las fotografías, e historias que lo integran pertenecen todas/os aquellos/as docentes que participaron de las distintas marchas, protestas, encuentros paritarios y acampes en las distintas delegaciones estatales de la provincia de Chubut. Participaron en esta huelga docente todos los niveles y modalidades de educación, perteneciente a escuelas de gestión públicas y privadas. Todos/as unidos/as por una sola causa, en defensa de los derechos. Con estas medidas de ajustes salarial y recortes presupuestarios el Estado provincial perdía el conceso de la clase trabajadora y activaba una plausible movilización que sobre pasaron algunas posiciones gremiales.

No se intenta en este escrito pararse desde algún posicionamiento político partidario, sino más bien narrar las experiencias de participar en una lucha colectiva, las cosas que se sienten y las que se viven estando allí, como lo vivieron los/as distintos/as colegas, que más allá de ser docentes son padres y madres comprometidos/as con la educación de sus hijos/as. Los bombos, platillos y pancartas acompañaron cada uno de los reclamos. Y la bandera argentina envolvía en un solo sentimiento a todos/as.

Si bien hay variadas experiencias de huelgas y movilizaciones llevadas adelante por trabajadores/as docentes; como la carpa blanca en Buenos Aires, los prolongados días de paro de nuestros/as compañeros/as docentes de Neuquén, entre otras. Este movimiento generado desde el cuerpo docente de Chubut tiene su particularidad pues ya no eran solo docentes en lucha reclamando por sus derechos, también se sumaron distintas agrupaciones gremiales del Estado, representantes del área de: salud, obras públicas, sindicatos de escuelas privadas, auxiliares de la educación, los/as autoconvocados/as que no pertenecían a ninguna filiación sindical pero que se identificaban con la causa. Por último, pero no por ello menos importante los protagonistas más significativos: estudiantes, madres, padres, vecinos que con el pasar de los días daban cuenta de su acompañamiento.

Ellos compartían largas horas de charlas, sentires y quehaceres, de intercambios de ideas, de pensamientos. Con mates y tortas fritas de por medio. Colaboraban con leña, comida, abrigo, elementos de limpieza. Eran el motor principal de los reclamos, con todo este apoyo que se recibía de las familias, los reclamos eran valederos, sostenidos desde una sola unidad, la lucha por la dignidad docente. Fortalecidos/as con el apoyo y el acompañamiento de la comunidad chubutense se fue dando continuidad a las manifestaciones y construyendo asi firmeza para avanzar en el conflicto. Quizás esto es lo que hace particular el reclamo, una lucha docente en Chubut al sur del país “el patio trasero de la Argentina” que “nadie ve”, a no ser claro, por la llegada de las ballenas a nuestras costas. Una simpatía con la causa docente que para muchos/as generaba una innegable incertidumbre pero que a la vez se vivía con una cierta efervescencia. Única. Pero más allá de estos malestares que generaba esta situación de paro y movilización se pasó de la soledad y la queja constante, a las protestas multitudinarias. Con el correr de los días y los meses ya se había logrado hacer de lo diverso algo común, existían como unidad de los/as trabajadores/as, el cantico era “unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode, se jode…” al sonar de estas palabras se puso el cuerpo en las calles, se bailó con la nieve al ritmo de una chacarera, se puso frases a las heladas intensas que azotaban los días de huelga. Se Vivificaron las voces con collage, arte y música a tanta desidia obstinada que ofrecía el gobierno provincial.

Y sí; se aprendió a disfrutar de la resistencia física y mental que desafiaba cada día de huelga. Se aprendió a reservar y conservar la energía corporal para aguantar esfuerzos prolongados. A cultivar la paciencia para huir del enojo que esta situación provocaba. –“Siento que esta unión de todos/as los/as trabajadores/as estatales hace historia de esta lucha colectiva, en cuanto conquista y unión del esfuerzo sostenido”-. Cada una de las marchas y asambleas fueron un espacio de encuentro, de intercambio y participación genuina entre todos/as los/as que participaban de esta lucha. Se realizaron marchas de antorchas por las calles de las ciudades de la provincia, abrazos simbólicos en las escuelas con problemas edilicios, movilizaciones, sentadas de estudiantes en distintas escuelas, entre otras. La solidaridad que demostraron los vecinos/as, las familias, apoyando estos reclamos fueron el puntal para continuar con las constantes medidas de fuerza y evitar que las embestidas del gobierno recaigan solo en las espaldas de la clase trabajadora y la educación pública.

Tiempos de asambleas, paros y retenciones de servicios

Todo comenzó en marzo con el inicio del ciclo lectivo 2018, si bien se sabía que se estaba en estado de alerta y movilización, pues no se tenían paritarias docentes desde octubre del año pasado (2017); todavía se tenía la esperanza de que el gobierno y los representantes gremiales lograran sentarse en mesa de paritarias y “negociaran” los temas salariales. La defensa de los derechos docentes no solo dependía de un grupo de compañeros/as que lucharan hasta el cansancio sino también del encuentro de personas que crean que la unión hace la fuerza y que juntos/as seremos invencible. Comenzaron las clases ya con un paro anunciado, las retenciones de servicios comienzan hacerse efectivas por los/as docentes de todos los niveles, quizás con más efervescencia en el nivel secundario ya que, al no haberse concretado el pago de los sueldos en tiempo y forma surge esta nueva medida de fuerza. El gobierno provincial toma la decisión de pagar los sueldos de manera escalonada comenzando por los docentes de menor remuneración y continuado con los de mayor remuneración.

Así se iban implementado retenciones de servicio que consistían en estar en el lugar de trabajo, pero no dar “clases normales” sino clases abiertas con apertura al dialogo sobre la situación docente. A los/as estudiantes que se presentaban en la escuela se los invitaba a escuchar los motivos de las medidas de fuerza. Por otro lado se organizaban asambleas, espacios que permitían reunirse dentro del ámbito escolar y acordar entre los compañeros/as las acciones a seguir puesto que era necesario que se expresen los mandatos de las diferentes escuelas. Estas situaciones de paro y retención se hacían más evidentes en el nivel secundario con un nivel de organización y convencimiento que eclipsaba cualquier acción contradictoria. Esto no fue tan sencillo en el nivel primario e inicial pues los/as supervisores/as y directivos de las distintas escuelas solicitaban nombres y apellidos de aquellas/os docentes que se adherían a los paros y/o hacían retenciones de servicio. De algún modo esta situación provocaba un cierto temor pues estaba la constante amenaza de los descuentos por los días no trabajados. Luego de las retenciones se hicieron más efectivos los paros docentes, primero un día, dos días, tres días, y luego la semana completa, esto se hizo aún más progresivo con el correr de los días y eso parecía haber despertado el interés languideciente de algunos/as colegas que todavía no se involucraban en la huelga. –“Y es que para defender los derechos es necesario participar, sería contradictorio quejarse de los sindicatos u otras organizaciones porque no brindan el acompañamiento y/o información suficiente sobre la huelga sino se participa en ello”-.

Se organizaron distintas marchas y asambleas que se hacían en las plazas de las distintas ciudades de la provincia: Pto Madryn, Trelew, Rawson, Esquel, Comodoro, entre otras localidades. Se exigía paritarias abiertas, paritarias sin techo, aumento salarial, el mejoramiento de las escuelas públicas. A todo esto, se sumaron los/as estudiantes universitarios/as y no universitarios/as que reclamaban el Transporte Educativo Gratuito (TEG); los/as auxiliares de la educación que también reclamaban por el aumento salarial, paritarias libres y sin techo, el pase a planta permanente de compañeros/as de trabajo. Del mismo modo lo hizo el personal de Salud pública. Comenzaron a registrarse movilizaciones en la que participaban la gran mayoría de las agrupaciones colectivas y sindicales. Frente a este despertar de trabajadores/as estatales se unificaron los reclamos y se armó así la constitución de un fuerte grupo de manifestante con y sin bandera partidaria.

-“Personalmente no tengo dudas de que la huelga es necesaria y oportuna, pues los motivos de la misma son más que respetables y convincentes. Me preocupa que la clase[1] gobernante no logre ver la precariedad en la que se trabaja no solo en las escuelas, hospitales, sino también en todos los ámbito de gestión pública y cómo cada uno/a de los/as trabajadores/as resuelve como puede, lo que el estado debería garantizar y cumplir-. El sentir de los/as maestros/as fue recuperado claramente en una nota de El Diario del 27 de mayo de 2018 (https://www.eldiariodemadryn.com/2018/05/arcioni-el-paro-docente-toma-de-rehenes-a-los-chicos-y-sus-familias/)

Ante esta compleja situación desde ATECH ratificamos nuestro plan de lucha, definido por la mayoría de mandatos provinciales para la próxima semana con un paro provincial de 120 horas (…), donde realizaremos diferentes actividades y acciones que en las próximas horas compartiremos (…) estamos convencido que es el Gobierno quien debe brindar las respuestas urgente a esta grave situación, después de más de un año con salario congelado, sin paritarias, con la inflación imparable, con la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo de nuestro salario, con los tarifazos, con las partidas que no alcanzan, con los problemas edilicios sin resolver (…) la falta de inversión educativa, el recorte del TEG, la falta de una política educativa que contenga todas las necesidades que venimos reclamando y exigiendo hace mucho tiempo para toda la comunidad educativa (…) el Gobierno tiene la responsabilidad de resolver este conflicto que ha sido provocado por las mismas políticas de ajuste que implementa y que el pueblo entero sufre y rechaza. Las excusas y la resignación que pretende agravan los problemas. Se necesitan propuestas y respuestas concretas, sin dilatar más los tiempos y de cara a la sociedad, al pueblo de la provincia que así lo está exigiendo.

En esta sociedad que defino en términos bourdianos como campo[2] de lucha tenemos una lucha docente que involucraba a toda la sociedad Chubutense. Se estaba atravesando momentos de decisiones genuinas en la cual se ponía en juego las relaciones de poder y de fuerza, de tensiones, de luchas y convenios. La comunidad estaba al pendiente de cada reunión paritaria.

El conflicto entre los dirigentes políticos, los/as docentes y distintos/as trabajadores/as estatales se hacía cada vez más fuerte en términos de, toma de conciencia y convicción de un reclamo justo y digno de ser escuchado y atendido. Se debía poner un freno a las medidas de ajuste que el gobierno provincial estaba llevando adelante sobre los derechos del pueblo trabajador y la educación.

Los estatales endurecieron las medidas y hoy esperan respuestas de la Legislatura.

Lejos de aceptar el nuevo pedido público que les hizo el gobernador Mariano Arcioni, los estatales no solo continuaron ayer con las medidas de fuerza y ocupación de oficinas públicas, sino que también avanzaron sobre la toma de otras, como las instalaciones de Vialidad Provincial en Rawson y las del Área Programática de Salud de Puerto Madryn. Las distintas intervenciones y medidas de fuerza que continuaron, pueden leerse en nota desarrollada en el Patagónico del día 12 de junio de 2018 https://www.elpatagonico.com/los-estatales-endurecieron-las-medidas-y-hoy-esperan-respuestas-la-legislatura-n3076246

Marchas y Ocupaciones…

Para estas alturas comenzaron hacerse efectivas las ocupaciones en las distintas delegaciones y oficinas públicas de la provincia e incluso en el Ministerio de Educación de Rawson. –“Creo que esta última acción fue la que me llevo a tomar conciencia de que esto iba enserio y que había posibilidades de cambiar algo, era el momento de participar, de ser parte de este cambio estructural en defensa de la escuela pública y el aumento de inversión por parte del estado en educación; grandes palabras que había que defender por convicción”-. Los/as docentes son profesionales de la educación, prevalece en su Ser enseñar y garantizar la democratización del conocimiento y una huelga docente no impide la posibilidad de seguir aprendiendo. Es la incapacidad de un gobierno de generar políticas públicas que refrenden y aseguren la educación de su pueblo la que niega la posibilidad de proyectar un futuro. “los docentes luchando también están enseñando”. Sin embargo y a pesar de ésta contundente frase las declaraciones por parte de funcionarios del gobierno seguían siendo defenestrante para los/as docentes.

El gobernador de la provincia del Chubut Mariano Arcioni condenó el paro docente y dijo que se “toma a los chicos como rehenes y también a sus familias que deben reorganizarse sin los chicos en las escuelas”. Lo hizo tras el anuncio de la gremial docente de concretar una medida de fuerza para toda la semana…el sentir del gobernador fue recuperado en una nota en El Diario del día 27 de mayo de 2018 https://lu17.com/destacado/arcioni-el-paro-docente-toma-de-rehenes-a-los-hicos--sus-familias

El defensor del pueblo presento un amparo para que vuelvan las clases. (…) Según Simionati, las medidas de fuerza del personal docente, de supervisión y directivos, más la toma del Ministerio, “son ineludiblemente una serie de hechos que llevan a la afirmación de que el derecho a la educación no se está garantizando a los educandos que concurren a tomar clases tanto de nivel inicial como primario, secundario y de formación profesional”.

En este marco el Defensor pidió la citación de la Asesoría de Familia del Ministerio Público de la Defensa para que se involucre “en virtud de que los principales afectados por la situación son niños, niñas y adolescentes”. Las declaraciones del defensor del pueblo fueron recuperadas por el Diario Jornada del día 3 de julio de 2018 https://www.diariojornada.com.ar/215279/provincia/el_defensor_del_pueblo_presento_un_amparo_para_que_vuelvan_las_clases_/

Existen extensos escritos que sostienen que los niños/as aprenden por imitación, también decires que sustentan que se educa con el ejemplo y que las palabras se las lleva el viento. La pregunta entonces es: ¿por qué pensar que se les restan días de clases a los/as estudiantes? ¿Que ellos son rehenes de esta causa? Cuando lo primero que copian los chicos/as son las acciones, las actitudes, los comportamientos, ya sea de los progenitores y/o de los/as adultos/as que los rodean. Observan la forma en que los/as adultos/as intervienen y organizan la realidad y cómo se acercan los/as unos/as a los/as otros/as. Aunque gran parte de la sociedad piense que los/as docentes solo educan en contenidos curriculares, en palabras y discursos, no es tan así. Esta lucha colectiva de docentes enseñó sobre cooperativismo, valores, a tener empatía con el otro y la otra, sobre solidaridad, enseño sobre resistencia, sobre perseverancia, a cuestionar la realidad y actuar en consecuencia, a consensuar, escuchar, opinar y respetar las diferentes opiniones, y así se podría seguir… Como decía la madre María Teresa de Calcuta “las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra, No te preocupes porque tus hijos no te escuchan, te observan todo el día”. Que oportunas palabras para contrarrestar ese discurso tan vacío, expresado por mandatarios del gobierno en los medios periodísticos. Y entonces vuelvo a la pregunta ¿“se toma a los/as chicos/as como rehenes en esta causa o se está dando un ejemplo posible de cómo resguardar los derechos adquiridos para que el poder hegemónico no imponga sus propios intereses y someta a los/as trabajadores a acciones ajenas a su voluntad? Más allá de estas declaraciones expresadas en los medios periodísticos se continuó con las medidas de fuerza establecidas por las bases.

Los docentes de distintos niveles y modalidades de educción fueron generando puntos de encuentros: escuelas, plazas, delegaciones provinciales, entre otras, se debatían y se acordaban acciones a seguir. –“Sentí que debía formar parte de este movimiento que se estaba poniendo en marcha más allá de los favoritismos gremiales había una convicción en común, de defender nuestros derechos, derechos ganados que estaban siendo subyugados con las acciones políticas que estaba llevando a delante esta administración provincial”-. El conflicto docente, la participación activa de la comunidad en las calles y la construcción de grupos organizados en todas las escuelas hacían que esta lucha valga la pena. Es necesario una política que dialogue con todos y todas, es necesario que las acciones políticas llevadas adelante por el Gobierno se alineen con la voluntad del pueblo porque cuando la democracia no escucha al pueblo, se convierte en oligarquía.

(…) evidentemente el Gobierno intenta confundir a la sociedad pretendiendo imponer un relato único al cual ellos llaman dialogo. Ante la presentación de la conciliación nos preguntamos ¿Esta dispuesto el gobierno a retrotraer el pago escalonado de sueldos y pagar en tiempo y forma? ¿Está dispuesto a regularizar nuestra obra social? Muchas de estas preguntas y otras tantas son las que el Gobierno nos contestó por la negativa y continúa en la misma tesitura. Estas declaraciones y la postura respecto a la situación de lucha, fueron manifestadas por el dirigente gremial Santiago Goodman en El Diario del 27 de mayo de 2018 https://www.eldiariodemadryn.com/2018/05/arcioni-el-paro-docente-toma-de-rehenes-a-los-chicos-y-sus-familias/

En varias oportunidades los funcionarios del gobierno sostuvieron un discurso cerrado sin posibilidad de diálogo, hablaban de la intransigencia que tenían los/las docentes respecto a la situación de crisis que atravesaba la provincia, buscaban amedrentar con represión a aquellos/as que se manifestaban pacíficamente por las calles de la ciudad o frente a las distintas ocupaciones de delegaciones provinciales en señal de apriete poco digna de una democracia; amenazaban con denuncia penal por la toma de edificios públicos, con descuento de días no trabajados y con una supuesta crisis financiera de la provincia.

Tomaron el Ministerio de Educación por tiempo indeterminado.

La determinación se encuentra enmarcada en el plan de lucha que lleva adelante la Mesa de Unidad Sindical de Chubut tras los reiterados fracasos de acuerdo con el gobierno provincial. Hoy un grupo de docentes que presentó un petitorio ante la ministra Graciela Cigudosa se instaló en el lugar para iniciar una toma por tiempo indeterminado. La medida se suma a la toma de Supervisión de Escuelas en Comodoro.

Esta mañana un nutrido grupo de docentes, acompañado por auxiliares de la educación se dio cita en el edificio del Ministerio de Educación de la provincia sito en avenida 9 de julio 24 en la localidad de Rawson. La ministro de dicha cartera, Graciela Cigudosa recibió a un grupo de voceros, que le acercaron un petitorio, el mismo que fuera presentado ayer a las autoridades de gobierno. La ministro, como ya había adelantado en declaraciones a la presa, reiteró que no tenía poder para dar respuesta a la requisitorio. Ante la falta de respuesta, el grupo de docentes inició de inmediato la toma del edificio del Ministerio e informaron que allí se van a mantener “hasta obtener respuesta” por lo cual definieron la toma como una medida “por tiempo indeterminado”. Estas manifestaciones de la ministro de educación se hicieron en declaraciones a la prensa el Patagónico del día 30 de mayo de 2018

https://www.elpatagonico.com/tomaron-el-ministerio-educacion-tiempo-indeterminado-n3074633

Ante este estallido de la ocupación al Ministerio de Educación las negociaciones se ponían aún más ásperas. Por primera vez en la historia gremial de Chubut, las iniciativas llevadas adelante por el grupo de trabajadores/as docentes excedían la conducción sindical, pues este último no había logrado encuentros paritarios desde octubre (2017) con el gobierno. Fueron las bases[3] las que llevaron en más de una ocasión que el gobierno se sentara a dar respuestas al reclamo salarial. Todas sus propuestas fueron rechazadas por considerarlas insuficiente, continuando así con asambleas permanentes, escrituras de mandatos y la persistencia en la ocupación de edificios públicos. La provincia vivía momentos claves en la huelga docente, como así también los representantes gremiales, pues estos perdían credibilidad y eran cada vez más discutidos por sus bases. Esta iniciativa colectiva provocó una amplia participación en asambleas, y mayor participación de los/as docentes y sociedad civil. Así mismo esta maniobra ganada por las bases trabajadoras reflejó un innegable malestar en las organizaciones gremiales, pues las mismas toman un cierto poder en las decisiones que desligaba por momentos el predominio sindical. Aunque ya no era posible desligarse todos/as estaban fortalecidos/as, formaban un “hueso duro de roer”.

Cada vez más se sentía la libertad de decidir sobre lo que estaba pasando. Aun así, con este espacio ganado desde las bases, se tenía bien presente que quienes se sentarían a conciliar con el Gobierno debían ser los representantes sindicales llevando el petitorio, pues son ellos los que resguardan judicialmente la representatividad. Las y los trabajadores del estado y en especial los/as docente organizados/as y unidos/as en sus intervenciones implementaban distintas estrategias de lucha contra los ajuste económicos y sociales que llevaba adelante el gobierno. Daban fuerza a las asambleas y rescataban lo genuino del reclamo. Para las distintas ocupaciones se organizaron equipos de trabajo que permitieron la convivencia y el resguardo de las buenas condiciones de los edificios públicos ocupados.

Dentro de las acciones colectivas llevadas adelante se instalaron carpas frente al Ministerio de Educación, la casa de Gobierno y acampes en distintas delegaciones públicas de la provincia. También se instaló un micrófono abierto para pasar el/los partes diarios, leer los comunicados y/o notas que llegaban y/o hacían los paritarios, y dar la palabra a todos/as aquellas personas que así lo quisieran. Si bien había compañeros/as organizados/as dentro de las distintas delegaciones en toda la provincia, también se sostenían y se verificaban los acampes afuera de las dependencias tomadas. A pesar del frio, las temperaturas bajo cero y las fuertes nevadas en algunas localidades de la provincia los/las docentes seguían en pie a la espera de un ofrecimiento digno. Era una conformación de personas organizadas que bregaba por los derechos ganados, por la no violencia y por el carácter pacífico de la protesta.

Al momento de esta nota, la provincia cuenta con más de diez ocupaciones de establecimientos públicos. Entre ellos: el Ministerio de Educación (Rawson), el Área Programática de Salud, la Supervisión y Dirección de Escuelas, Bosques y Manejo de Fuegos, Corfo y Vialidad (Esquel), la Supervisión y Dirección de Escuelas (Trelew), la Delegación Administrativa del Ministerio de Educación y el Área Programática de Salud (Puerto Madryn). Otras dependencias de salud y educación fueron también ocupadas en Lago Pueblo, Sarmiento y Comodoro Rivadavia (…). Leer más respecto a esta nota en LA IZQUIERDA diario del día 13 de junio de 2018 https://www.laizquierdadiario.com/Chubut-mas-de-10-edificios-publicos-ocupados-la-lucha-de-los-estatales-se-hace-mas-fuerte

El trabajo en equipo, el cooperativismo, la empatía y la necesidad imperante de la protesta llevó a que distintos grupos sindicales y autoconvocados docentes asumieran los preparativos organizativos y logísticos para enfrentar en las mejores condiciones posibles al gobierno y los largos días de conflicto que se advenían. Se propusieron turnos rotativos para garantizar la permanencia en el lugar, se reguló el abastecimiento de comida, agua e insumos para la higiene personal y del lugar de acampe.

-Nos organizamos muy bien, tuvimos una reunión con todos los representantes de las distintas agrupaciones: autoconvocados, distintos gremios, ATE. Teníamos el grupo que se ocupaba de la limpieza, de la comida y demás. Acordamos que solo podían quedarse 67 personas dentro del ministerio e ir relevando. Todos quienes estábamos adentro teníamos un número para cada nombre y así a resistir. Afuera también estaban re organizados los de la carpa administraban las donaciones y cocinaban el almuerzo y la cena, luego nos traían la comida a quienes estábamos adentro. La comunidad toda colaboro con alimentos, elementos de limpieza, leña…todo no nos faltaba nada…solo que el Gobierno escuche y vea lo que nos estaba pasando ya no solo como gremio docente sino como comunidad… “Nunca hubo una negociación con el gobierno porque nunca ofreció nada”. –Bettina Parada docente de nivel inicial e integrante activa del gremio docente ATECH.

Para que estos extensos días de paro tuvieran éxito, era necesario resistir a fin de mantener la unidad y la organización mientras durara el conflicto. La experiencia de esta lucha se convertía en una oportunidad para constituirse como grupos de trabajadores organizados, prolijos en sus peticiones y preparados para cualquier parangón con el Estado. Así, fue la situación por varios meses, con multitudinarias marchas, extensas horas de espera junto a compañeros/as que no se conocían o compañeros/as que nunca se habías mirado. Y con la fuerte convicción de no levantar la medida de fuerza hasta no pactar un acuerdo favorable. Difícil, doloroso, espinosos momentos se vivieron durante esta lucha colectiva. Los sueños se vuelven utópicos, la espera se hace eterna y el agotamiento pretende ganar a un cuerpo ya macilento, y es que, en ese dolor compartido están los cimientos, las columnas de un gran grupo de personas capaces de llevar adelante una movilización, capaces de ser conscientes de cada acción, exigir y defender sus derechos conquistados.

¡No es reforma, es ajuste!

Todo lo que se vivía en la provincia, era en resonancia a los proyectos de reformas laborales que el gobierno nacional intentaba implementar como ley. Estas reformas estarían vinculadas con la regulación de trabajadores no registrados, la capacitación, la prevención de accidentes y lo referente a las prestaciones de salud. Todas apuntaban, lisa y llanamente a la modificación del cálculo de las indemnizaciones por lo que no se tendrí­an en cuenta premios, bonos, ni el Sueldo Anual Complementario (SAC). Entre otros ajustes y modificaciones. ¡Cómo no revelarnos los/as argentinos/as ante tanto ajuste y desvalorización del trabajo, ante las decisiones de los/las poderosos! es que, es ingenuo pensar que la clase gobernante lleve adelante políticas públicas destinadas a mejorar las condiciones económicas y laborales del pueblo. La desigualdad laboral representa uno de los mayores desafíos para la política económica actual. Es por tanto importante que se elaboren anteproyectos de reforma que apunten a incrementar de forma significativa la inversión en salud pública, en educación pública, para elevar la calidad de los mismos y disminuir la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen.

Estos anteproyectos de reforma laboral ostentados por el gobierno nacional, no fueron aceptados y recibieron fuerte cuestionamientos por parte de la oposición y distintas organizaciones sindicales. Así representantes de distintos gremios a nivel nacional y provincial se organizaron en señal de lucha y conformaron lo que se dio a conocer en la provincia como la Mesa de Unidad Sindical, (MUS) aquí se discutían hechos colectivos, era la unión de los/as trabajadores para afrontar las injusticias de un gobierno que solo cuidaba los intereses y beneficios de los grandes empresarios.

Las CTA Autónoma de Chubut, la CTA de los Trabajadores de Chubut y las delegaciones de la Central General de los Trabajadores de Comodoro Rivadavia, el Valle y Puerto Madryn, firmaron ayer un documento de unidad por el cual, a través de la creación de la Mesa de Unidad Sindical de Chubut, expresaron su claro rechazo a los proyectos de reforma que impulsa el gobierno nacional. “El gobierno de Macri intenta derribar las conquistas laborales que les pertenecen a todos los argentinos y argentinas y que fijaban un piso de derechos y garantías, como establece la propia Constitución Nacional”, indica el documento que firmaron ayer los secretarios generales de la CTA de los Trabajadores, Tomás Montenegro; la CTA Autónoma, Claudia Barrionuevo, y de la CGT Saúl Ubaldini, Gustavo Fita, así como del VIRCH-Puerto Madryn, Luis Núñez. “Más allá de sus mentiras, estos proyectos sólo pretenden asegurar beneficios a los grandes empresarios y garantizar el pago de una deuda externa ilegítima y en vertiginoso crecimiento. Para ello pretenden robarles los recursos y derechos a los jubilados; a los trabajadores con o sin empleo formal; a los pobres y hasta al propio Estado”, se sostiene. En el mismo tono, y luego de la crítica a cada uno de los proyectos de reforma (la tributaria, laboral, educativa y jubilatoria), los dirigentes sindicales aseguraron que el gobierno provincial “viene aceptando estas políticas, haciéndose cómplices de las mismas”, razón por la cual cuestionaron la firma del Pacto Fiscal “que supone Ia renuncia a millones de pesos que le correspondían a nuestro pueblo”. (…). Las declaraciones de los dirigentes sindicales pueden leerse en el Patagónico del día 24 de noviembre de 2018 https://www.elpatagonico.com/se-conformo-la-mesa-unidad-sindical-chubut-n3050630

Las intensas huelgas continuaron, también los encuentros frustrados en paritarias, entre el gobierno y la MUS, ésta última tuvo el intento de presentar en Legislatura provincial un proyecto de ley impositiva extraordinaria que expresaba algunos lineamientos que el gobierno podía llevar adelante para sacar a la provincia de esta supuesta crisis económica. Ante este escenario uno de los dirigentes gremiales sostenía:

Desde hace rato que venimos diciendo que el gobierno puede meter la mano en algunos lugares que hace rato la vienen pasando bien”, dijo Goodman. “Ya se entregó ante la Legislatura un proyecto político, no son más que acciones para establecer donde hay que ir a buscar que se ponga la plata que hay que poner los sectores que la tienen. Con estas declaraciones el dirigente sindical adelantaba como continuaría la semana de huelga, así lo manifestaba en el periódico el Patagónico del día 29 de mayo de 2018 https://www.elpatagonico.com/la-mesa-unidad-sindical-convoca-una-huelga-general-trabajadores-chubut-n3074489

Ante esta problemática social el dirigente gremial direcciono algunas acciones presentando un anteproyecto político donde solicitaba la creación de un canon, consistente en impuestos y tasas de interés para los grandes empresarios dueños de petroleras, industrias pesqueras, entre otra. Estas deben apoyar al entorno social y físico favoreciendo así con una contribución monetaria a la sociedad. Estas eran algunas de las acciones posibles de implementar según el dirigente gremial y así solventar al menos, el pago de haberes. Obviamente esto no prosperó. En la sesión de Legislatura no hubo quorum suficiente para tratar el proyecto de ley. Y el plan de lucha continuó… Ante esta negativa la esperanza de llegar a un arreglo se hacía cada vez más oscura. Ya no había cuerpo que resistiera tan larga espera, había sentimientos encontrados, por momento fortalezas en la unidad que se había logrado como trabajadores, y por otro, bronca, angustia y agotamiento. Estas emociones son la de un/a ser humano/a que se revela positivamente para reivindicar su dignidad como trabajador/a que lucha para evitar que la opresión gubernamental no abrume su cordura. Cuando los/as trabajadores/as se unen y refrenan sus temores la huelga es capaz de hacerse aún más intensa, más pujante.

Otro día más de huelga, y una nueva reunión paritaria, pero, no en la legislatura o, en la casa de gobierno o, en el propio Ministerio de Educación. La reunión entre las partes se hacía en un hotel deportivo, por qué en contextos de crisis económica y de ajuste presupuestarios el plan del gobierno sea atacar a la educación pública, degradando las condiciones laborales de quienes apuestan a una educación de calidad, gratuita, para todos/as ¿Qué lugar le da a la educación la clase gobernante que convoca a una reunión de paritarias en un hotel deportivo?

Todos los representantes de la MUS (mesa de Unidad Sindical), conjuntamente con los ministros de gobierno se reunieron en paritarias en el Hotel Deportivo de la ciudad capital Rawson. El panorama parecía alentador, en esa reunión se esperaba una propuesta convincente que pudiera destrabar esta medida de fuerza y apaciguar el malestar que se estaba viviendo. La reunión empezó pasado el mediodía y finalizó por la mañana del día siguiente. Un vallado humano de policías armados rodeaba la entrada del hotel deportivo. Con un frio que calan los huesos los/as docentes esperaban un convenio posible de ser aceptado por la mayoría. La discusión paritaria y/o de mayor preocupación seguía siendo la cuestión salarial como uno de los temas más importantes que aún no encontraba solución.

Esta reunión finalizó sin éxito alguno. No hubo respuestas positivas y en consecuencia se profundizaron y ratificaron las medidas de fuerza. Nuevamente se pusieron de pie para pelear hasta las últimas consecuencias. Se volvieron a copar las calles en señal de repudio.

Esto se convertía en una lucha de fuerza y resistencia entre los trabajadores y la patronal.

El conflicto continúo con el mismo objetivo: impedir que el gobierno de la clase pudiente y adinerada vacíe la educación pública, y denigre el trabajo docente. No es casual que la única manera de torcerle el brazo al gobierno sea a través de la unión de los trabajadores y las protestas en las calles. Año tras año vemos como el gobierno amenaza cada inicio del ciclo lectivo pone a los/as docentes en situación de incertidumbre respecto a su salario y ataca a la escuela pública con bajo presupuestos. Ante estas actitudes irresponsables del gobierno lejos de mostrar una actitud de dialogo y apertura dilata los tiempos y profundiza aún más la problemática que se estaba viviendo.

La represión es el límite

En los alrededores de la casa de Gobierno en la ciudad capital Rawson se convocó a una nueva reunión paritaria que pusiera punto final al conflicto. Pero este encuentro no dio la respuesta que se esperaba. A estas alturas los ánimos ya estaban bastante agitados de una y otra parte. Los/as trabajadores/as estatales se enfrentaron con la Infantería, hubo varios incidentes, la policía arrojó gases lacrimógenos y balas de goma contra los/as docentes. La violencia que desató esta represión provocó una nueva suspensión de la paritaria.

Hacía cinco horas que aguardábamos que nos atiendan cuando salió Infantería y reprimió con gases y balas de goma”, relató Carolina Rubio, secretaria general del Sindicato de Docentes Privados de Chubut. “Desde las 12 que estaban convocadas las paritarias”, contó el secretario general de la regional sur de Atech, Daniel Murphy. “Se había prendido fuego porque hace frío, no representaba ningún peligro. Hubo varios compañeros empujados y pisoteados”, relató. “Vinieron a provocarnos”, destacó, y responsabilizó por la represión al gobernador y al ministro de gobierno, Federico Massoni. El enojo y la impotencia de los compañeros/as docentes se hicieron sentir en una nota desarrollada en Página 12 del día 27 de junio de 2018 https://www.pagina12.com.ar/124466-palos-y-balas-para-los-maestros?fbclid=IwAR2ZeTW9YLHxB9mkMe2uM-yvoro84rqdNrVAJJmL4sMT8lp2-FTzYXUhwqM

Al día siguiente se realizaron multitudinarias marchas de trabajadores de la educación, estudiantes, vecinos, familias y otras agrupaciones en distintos puntos de la provincia en repudio a los hechos violentos en Casa de Gobierno. Esta violencia y el destrato recibido provocaron el debilitamiento en gran parte de los/as manifestantes. Un cierto miedo dilataba e invadía los sentires de los compañeros/as como un modo de opresión y renuncia ante tanta violencia recibida. A todo esto, había que ponerle el cuerpo y más aún cuando entraron en escena las fuerzas armadas. Los malos tratos, los golpes, el apriete y las amenazas se volvieron cada vez más frecuentes. La ruta hacia la ciudad capital Rawson se hacía cada vez más escabrosa por el alto operativo de seguridad que se desplazaba, no solo en la ciudad capital, sino también en toda la provincia. Pero claro, hay que ser justos/as, los dirigentes políticos deben sus investiduras en parte a la elección democrática del pueblo y no tienen derecho a empoderar a las fuerzas que garantizan la seguridad nacional, en este caso gendarmería, para reprimir a los manifestantes que estaban haciendo un reclamo pacifico.

Ante esta situación miles de docentes le dijeron “¡No a la represión!” ya se podía sentir como los vientos del sur soplaban e impulsaban un contundente Paro Nacional Docente. Algunos medios periodísticos hablaban de más del 90 % de acatamiento.

Los docentes responden con un paro nacional a la represión de maestros en Chubut y Corrientes

La huelga será el martes próximo e incluirá una movilización al Ministerio de Educación. Además, reclamarán la paritaria nacional y la resolución de los conflictos provinciales.

En respuesta a la represión policial contra los maestros de las provincias de Corrientes y Chubut, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) irá al paro nacional la semana que viene para exigir además la resolución de los conflictos provinciales y la urgente convocatoria a la Paritaria Nacional Docente.

"El límite es la represión". Con esa premisa, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, el adjunto, Roberto Baradel, y el gremial, Eduardo López, brindaron este miércoles una conferencia de prensa en la que anunciaron la huelga para el próximo martes 3 de julio, con movilización al Ministerio de Educación de la Nación.

“Si tocan a uno nos tocan a todos. Paro nacional para decir no a la represión y no a la violencia. Por la resolución de los conflictos nacional y provinciales y por la vigencia de la paritaria nacional docente”, convocó a la medida de fuerza Alesso.

El hecho que disparó la huelga ocurrió este martes, mientras el país festejaba el pase a octavos de final de la selección argentina en el Mundial de Rusia. Los maestros de Chubut, que hace meses están en conflicto, sufrieron un operativo represivo por parte de Infantería y la policía provincial, que incluyó balas de goma y gases lacrimógenos y dejó personas heridas. La lucha en ese territorio lleva meses, debido a que el gobierno de Mariano Ezequiel Arcioni les congeló los salarios en octubre de 2017 y desde entonces los docentes no recibieron un solo reajuste en sus ingresos. Por esta situación se encuentran en asamblea permanente hace un mes, en el cual llevan a cabo la toma de algunos edificios públicos. No muy contentos con la situación de violenta vivida, los/as docentes de todo el país conquistaron el interés de los medios masivos de comunicación así lo reportaba la página INFONEWS del día miércoles 27 de junio de 2018 http://www.infonews.com/nota/316525?fb_comment_id=1276237155813366_1276399155797166

Para finalizar este artículo basta decir una verdad inocultable: juntos son invencibles. Esta lucha docente hizo posible la unión de los trabajadores. El gobierno no puede ensuciar un legítimo reclamo, ni dividir a la clase trabajadora con declaraciones mentirosas. Se debe seguir en pie de lucha porque este tipo de gobierno viene a arrebatar todo lo público y a azotar de manera directa cada conquista histórica del pueblo. La libertad de los derechos de los responsables de la educación de todo un país, es el motor que impulsa la máquina del desarrollo intelectual. No debe ser reprimido ni enajenado bajo ningún punto de vista por ningún gobierno de turno. Muy por el contrario se espera de los representantes gubernamentales una retribución digna de la tarea que nos convoca día a día. Para ello, se necesita una mejora consciente, el presupuesto educativo que sirva para el sostenimiento de todos los responsables y actores de la educación, en pos de un futuro mejor, donde las partes puedan dialogar sin temor a una posible represión. Entendiendo que la educación es la “piedra filosofal” que toda sociedad necesita.

Esta epopeya docente aún no ha finalizado. Solo cuando la masa popular tome consciencia de los imposibles que se pueden lograr bajo el lema: la unidad de los trabajadores es inalienable, se podrá decir que la lucha está ganada. No se trata de abolir el capitalismo, pero sí, de acabar con el favoritismo político, con una economía de recortes en el gasto público-social. Las insurgencias vividas permitieron experiencias colectivas. Únicas.


Notas
[1].

fn1 Tomo el concepto de clase en el sentido Marxista como categoría analítica e histórica. En consecuencia, las clases sociales no existen por fuera de las relaciones sociales de producción y las luchas históricas que la forman.

[2].

fn2 Bourdieu habla de los campos como “universos sociales relativamente autónomos” (Bourdieu 1997, 84). Es en esos campos de fuerza donde se desarrollan los conflictos específicos entre los agentes involucrados. La educación, la burocracia, los intelectuales, el religioso, el científico, el del arte, etc. son campos específicos, es decir, estructurados conforme a esos conflictos característicos en los que se enfrentan diversas visiones que luchan por imponerse.

[3].

fn3 Cuando me remito a las bases, me refiero a todos/as aquellas docentes trabajadores/as de escuelas públicas y privadas con y sin filiación sindical.

Referencias
1.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Revista nuestrAmérica, ISSN 0719-3092, es una publicación seriada de investigaciones científicas y académicas con especial interés en el pensamiento crítico y descolonial. La edición es realizada por Ediciones nuestrAmérica desde Abajo Ltda, antes llamado Corriente nuestrAmérica desde Abajo en la ciudad de Concepción, Chile. Esta publicación es coordinada por su directorio desde Argentina, Chile, Brasil y México. Revista nuestrAmérica no aplica ningún tipo de cobro por procesamiento de contenidos y adhiere a las políticas de acceso abierto. Esta revista adhiere a las políticas mínimas comunes del primer acuerdo de Deycrit-Sur. Todo lo aquí publicado se realiza exclusivamente bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Para más informaciones comuníquese a través del correo contacto@revistanuestramerica.cl